En su libro "defectos perfectos"

Chenoa confiesa cómo vivió su desgarradora ruptura con Bisbal: “Cambió de teléfono y no pude comunicarme con él”

Chenoa
Chenoa en una imagen de archivo / Gtres

“Bisbal y Chenoa rompen”. Este fue el titular que conmocionó a media España hace doce años. Sin embargo, no había versión oficial, pues ninguno de los interesados había abierto su corazón para revelar los motivos reales. Después de más de una década de rumores e intrigas, la cantante ha desvelado la intrahistoria desgarradora que se esconde tras el fin de su noviazgo en su libro “Defectos perfectos”. LOOK ha recopilado algunos de los fragmentos más impactantes:

“Lo que en un principio no nos importaba -estar aislados pero juntos-empezó a pesar, aunque yo no me estaba dando cuenta”.

“Empezaron a aparecer rumores de infidelidad, que David siempre negó; los primeros reencuentros no tan apasionados; las discusiones por tonterías. Pero ahí seguíamos y yo tan enamorada como siempre”.

[Las declaraciones más esperadas de Chenoa sobre David Bisbal]

“Una semana antes de volver de viaje, David me envió un ramo precioso con una nota que decía algo como ‘Ya llego’. Cuando regresó, yo estaba trabajando, y al volver a casa, me lo encontré con la maleta hecha. ‘Tengo que pensar, necesito tiempo, mejor lo dejamos’. Ya había pasado otra vez y él había vuelto arrepentido y con las cosas claras: él me quería”.

David Bisbal
Chenoa y David Bisbal durante su noviazgo / Gtres

“Alguien me llamó por teléfono. No soy capaz de recordar quién fue: “Pon la tele”. Allí estaba David, en una rueda de prensa de Caracas, encantado de la vida diciendo que no estaba con nadie. Esas dos palabras se me clavaron en el pecho como dos balas. No podía respirar. Su ropa estaba en el armario. Desde el sofá donde me sentaba podía ver sus cosas, que aún estaban en toda la casa”.

“Le llamé y una voz contestó que aquel número no correspondía a ningún usuario. Él no estaba con nadie y el teléfono no era de nadie. Volví a marcar. Nada. Llamé a su hermana. Vaya papelón, la pobre. Me dijo que lo entendiera, que no me podía dar el número nuevo. Había cambiado de teléfono. No había manera humana de comunicarme con la persona con la que he convivido durante los últimos años. Fue devastador”.

Chenoa confiesa cómo vivió su desgarradora ruptura con Bisbal: “Cambió de teléfono y no pude comunicarme con él”

“Me llamó la hermana de David y me dijo que vendrían de una empresa de transportes a dejar unas cajas para que metiéramos sus cosas dentro. ¡Ah, por cierto…cuidado con los premios! ¡Sus putos premios!”.

“Recuerdo a mi madre mirando aquellas cajas que nosotras debíamos montar, toda aquella ropa que nosotras debíamos doblar y todos aquellos premios que debíamos cuidar con cuidado. Otra madre lo hubiera tirado sin ningún miramiento. Y que lo recogiera el mismo señor que vino a buscar su coche. Pero ella no es así. Nosotros no somos así. Me hizo un té, me metió en la habitación y se encargó de todo, con la compañía de mi perra Shirley, que siempre fue muy solidaria. David me había regalado aquella princesa peluda un par de meses antes para que ‘no estuviera tan sola”.

“Cuando al cabo de un par de meses salio a la luz su relación con Elena Tablada, no tenía fuerzas ni para enfadarme. Solo me flagelaba. El abandono, el rechazo, la tristeza inmensa, todo era culpa mía. O al menos, eso creía yo”.

El reencuentro y la polémica ‘cobra’

El reencuentro de ‘Operación Triunfo’ tuvo lugar 15 años después, aunque un beso no correspondido fue lo que cobró más fuerza. Todos los ojos estaban puestos sobre los que un día fueran pareja en el pasado. Bisbal y Chenoa interpretaron su mítica canción ‘Escondidos’ con un final muy polémico, pues las redes sociales aseguraban que Chenoa quiso dar un beso a Bisbal y que este se lo negó de forma disimulada. 

No voy a engañarme ni a mí ni a nadie: el momento ‘Escondidos’ era complicado. Decenas de luces y cámaras nos apuntaban, todo el equipo estaba pendiente de nosotros. Cogerte de la mano con alguien con quien hubo tanto y con el que no te has relacionado en más de diez años es incomodo”

“Sé que David me dijo algo al oído que no desvelaré jamás y que la actuación fue maravillosa, como tenía que ser. Cuando, al terminar de cantar, fui a mi camerino para quitarme los tacones, que me estaban matando, Javián abrió la puerta y me dijo que no leyera Twitter, por lo de la cobra. ¿Qué cobra de qué? No tenía ni puñetera idea de lo que estaba hablando. Ni yo ni nadie que estuviera allí y hubiera visto la actuación”.

 

Temas

Comentar

Últimas noticias