Las sombras del mundo instagramer

Las ‘amistades peligrosas’ de Celia Fuentes

Celia Fuentes
La bloguera Celia Fuentes en una imagen de archivo / Gtres

Las redes sociales aún no se han recuperado de la conmoción que ha supuesto la muerte de Celia Fuentes. La joven, de 27 años, se quitaba la vida el pasado martes e Instagram se inundaba de homenajes y bonitas palabras para esta madrileña que se había hecho más famosa desde que participase en el programa ‘Quiero ser’. Entre quienes quisieron rendir tributo a Celia está Alejandro Risso, otro de los concursantes de este talent show presentado por Sara Carbonero que con una imagen de ambos escribía: “Descansa en paz, Celia”.

El malagueño, modelo y actor, ha sido uno de los internautas que ha llorado la muerte de la bloguera, pero también uno de los que esta semana aprovechaba para difundir una información que también afecta a ese mundo en el que Celia Fuentes trabajaba. “Este mundo es muy pequeño y nos conocemos todos”, asegura un compañero de ambos. El texto en cuestión de Risso decía: “Ya sois varias las que me estáis diciendo que @aglezphotography también intentó cosas con vosotras. Denunciad todas y que le caiga la pena que merece. Tenéis que apoyaros todas, siempre que sea verdad. Presentaos en una comisaría y denunciad. No se tiene por qué hacer público”.

Instagram Stories

El mensaje de Risso hacía directamente referencia a la detención del fotógrafo A. G. G., un profesional muy conocido en el sector que ha sido arrestado por la Policía hace unas semanas por un presunto delito de abuso sexual a algunas de las jóvenes a las que fotografiaba. Curiosamente, una de las chicas con las que había colaborado era Celia, pero, eso sí, sus colaboraciones como fotógrafo y modelo terminaron en 2016 y el entorno de la joven asegura que la tragedia nada tiene que ver con él. “No tiene absolutamente nada que ver. Este fotógrafo había hecho fotos a medio Madrid y Celia ha sido una más. Me extraña que con ella intentase propasarse porque según tengo entendido con las que eran más famosas no intentaba nada. Las tenía más miedo”, explican fuentes que prefieren mantenerse en el anonimato. “Celia tenía mucho carácter”, apostillan.

Let’s fall in ❤️ @wolflamb_es ➕ detalles del look en mi nuevo post!! 📸 @aglezphotography

Una publicación compartida de Celia Fuentes (@celfc) el

La muerte de Celia ha descubierto una cruda realidad que parece oculta entre fotos con filtros, paisajes de ensueño y comidas exóticas. Si la madrileña se guardaba para sí que estaba recibiendo tratamiento por un desengaño sentimental que estaba minando su autoestima, ahora se ha sabido que muchas otras compañeras de profesión llevaban tiempo escondiendo que en el mundo instagrammer también existen seres despreciables capaces de jugar con las ilusiones de jóvenes ansiosas de reinar en las redes sociales. Aseguran fuentes de toda solvencia a este medio, que aunque, de momento, son siete las mujeres que han denunciado a A.G.G., en realidad, son muchas más. El fotógrafo siempre seguía el mismo modus operandi y el hecho de que las sesiones de fotos se hicieran en su domicilio de Madrid facilitaba que las chicas se mostraran más indefensas y él, más protegido.

“Necesitamos que esto se sepa. El gremio está muy cabreado no solo por el abuso a estas chicas, que es lo más importante, sino porque este tipo ha hecho mucho daño a la imagen que damos los fotógrafos. En nuestra profesión esto solo es una mancha. La mayoría tenemos una conducta intachable con todos nuestros clientes”, asegura uno de los fotógrafos que también ha sido conocedor de otros presuntos abusos llevados a cabo por el compañero detenido.

Comentar

Últimas noticias