A PUNTO DEL PREMIO

Alba Carrillo, la estrella que vino de Honduras

Alba Carrillo
Ver Galería
La modelo Alba Carrillo llegando a Madrid /Gtres

Ella misma se sorprendía la semana pasada por ser finalista. Sus esfuerzos han valido la pena. Alba Carrillo se ha superado a sí misma y puede decir que, pese a no haberse alzado con el premio ganador de ‘Supervivientes 2017’, ha sido la triunfadora moral del concurso de Telecinco. Su favorable evolución, sin la compañía de su madre, ha sido premiada por la audiencia hasta el punto de llevarla a las puertas de la gloria.

Para la modelo su incursión selvática era un bálsamo y una suerte de retiro espiritual teniendo en cuenta todo lo que dejaba en España antes de partir. Sus líos amatorios tras la traumática ruptura matrimonial con el tenista Feliciano López la dejaron tan sobreexpuesta en los medios como agotada. Quiso demostrar entonces quién era y de qué pasta estaba hecha. Había más Alba aparte de la ex de un tenista

Alba Carrillo
Alba llegando de Honduras incomunicada /Gtres

Era su momento merecido. Con su hijo Lucas, su única debilidad y por el que se pensó tres segundos de más participar, en las buenas manos de su padre Fonsi Nieto, Alba hizo las maletas para vivir la aventura de su vida con la persona que ella creía idónea, esa que ha estado en las buenas y en las malas: su madre Lucía Pariente. Sin embargo, los primeros días en Honduras fueron un presagio de lo que allí se iba a detonar.

Hasta que dio comienzo el concurso se consideraba que madre e hija eran inseparables, algo que se había confirmado tras filtrarse que ambas dormían incluso en la misma cama en la casa que Alba compartía con el que por entonces era su marido, Feliciano. Un vínculo tan afectivo que Lucía se convirtió en la principal defensora de su hija cuando las desavenencias conyugales saltaron por los aires.

Pese a esto, el hecho de embarcarse juntas en ‘Supervivientes’ fue el principio del fin de la sintonía entre ellas. Ni siquiera había iniciado el reality y las broncas maternofiliales eran el pan de cada día. En la memoria colectiva se quedará aquella frase tan demoledora de Alba hacia Lucía a medio camino entre España y Cayo Paloma: “Si yo digo que es un lastre es que es un lastre, ¡que se vuelva a España con dignidad!”. Se cumplían de ese modo las peores sospechas de la modelo, las que confesó antes de partir. “Tengo miedo de que la isla me desquicie”, decía en su último ‘Sálvame Deluxe’. Se desquició y lo continuó haciendo una vez comenzada la supervivencia.

Alba Carrillo
Alba Carrillo antes de partir hacia Honduras /Gtres

Tras el salto del helicóptero, y en plena convivencia, las peleas no solo se libraron entre madre e hija, sino también con algunos concursantes. Al unísono Alba y Lucía arremetían contra Gloria Camila y su novio Kiko a cada desacuerdo. “Tratas a Kiko como un estropajo”, es una de las frases que Pariente le dedicó a la hija de Rocío Jurado en connivencia con su hija.

El punto de inflexión de la relación entre madre e hija fue durante una bronca que protagonizó Alba con Laura Matamoros. En la refriega los insultos subían de tono e intensidad y provocaron que, finalmente, Lucía Pariente abandonara el concurso completamente indignada.

Tras esta expulsión se produjo un cambio en la modelo. Para mejor. Alba ganó entidad propia. Le costó verse sin su madre, pero supo ver que ese era ‘su momento’. Entonces o nunca.

La maniquí recuperó la ilusión perdida con nuevos retos en la isla. Si bien hubo alguna que otra pelea aislada, su actitud comenzó a ser sosegada y conciliadora. Cambió el tono y se quiso llevar bien con todo el mundo. De hecho, se la pudo ver de confidencias con Gloria Camila y en las últimas semanas se hizo muy amiga y cómplice de Laura Matamoros. ¡Hasta se dejó enseñar a pescar por José Luis, el gran criticado de esta edición de ‘Supervivientes’!

Un cambio que la audiencia, soberana, ha sabido premiar. No ha ganado, pero la estrella de Alba Carrillo brilla con más fuerza que nunca. Su trofeo, su hijo Lucas, la esperaba en una sala de Telecinco para regalar de besos y regalos. Y parece que también el amor la espera con David Vallespin. Claramente es otra Alba Carrillo.

Últimas noticias