Viuda del ex presidente de Caja Madrid

Gema Gámez, mujer de Blesa, viuda antes de cumplir su cuarto aniversario de boda

Gema Gámez, mujer de Blesa, viuda antes de cumplir su cuarto aniversario de boda
Ver Galería
Gema Gámez, viuda de Miguel Blesa en una imagen de archivo / Gtres

Gema Gámez, la segunda mujer de Miguel Blesa se ha convertido a los 44 años y tras más de tres años y medio de matrimonio, en la viuda del banquero. Cuando se conoció la noticia de esta nueva relación lo que más llamó atención fue la diferencia de edad entre ambos, 27 años exactamente. Gema, con 40, dio el ‘sí, quiero’ al ex presidente de Caja Madrid el 4 de octubre de 2013, que entonces tenía 65 años.

[ÚLTIMA HORA: Miguel Blesa, hallado muerto en una finca de Córdoba]

En los mentideros de la capital siempre se dijo que el motivo de esta unión era el dinero. Sin embargo, ya llevaban 4 años de matrimonio y tres de noviazgo manteniendo siempre una escrupulosa discreción. Como tantas otras parejas se conocieron en su lugar de trabajo. Ella es economista, hasta 2013 trabajaba como especialista en operaciones financieras en Caja Madrid, en una de las torres de Plaza Castilla. Cuando fue despedida tras una de las reestructuraciones que sufrió la entidad, decidió emprender con su propio negocio.

Miguel Blesa
El ex presidente a la salida de un juicio / Gtres

Montó una peleteria en el centro de Madrid, concretamente en la calle Goya, de la que es administradora única. La llamó Octubre en Florida, pues era uno de los destinos preferidos de la pareja. Nunca se ha mostrado demasiado interesada en la vida pública, apenas se la ha visto con su marido en sociedad y hasta la boda siempre prefirió mantener su relación en privacidad, sobre todo en su lugar de trabajo. Los que la conocen, la tildan de mujer discreta, sencilla y amable.

Tras tener que postponer su boda, que iba a ser en junio de 2013, por el fugaz paso del funcionario por la cárcel de Soto de Real y el gran revuelo que generó, se dieron el ‘sí, quiero’ en la finca ‘Las Jarillas’, a las afueras de Madrid, en octubre del mismo año.

Fue una boda completamente blindada, la prensa no era bienvenida, pero aún había presencias más indeseadas, la de los afectados por las preferentes que podrían decidir “arruinar” su gran día con algún tipo de protesta. Las medidas de seguridad fueron prácticamente inquebrantables y los 150 invitados estaban más que pensados.

La que falló en ese gran día fue la invitada más esperada; María Jesús Blesa Portela, única hija del novio. Prefirió no presenciar esta unión, y tampoco quiso que la que se iba a convertir en la nueva mujer de su padre estuviera presente el día de su propia boda con Miguel Valterra Simón, que tuvo lugar en 2010.

El mayor punto en común de la pareja era la afición por viajar, han recorrido juntos numerosos países. También la fotografía les unía. A él le gustaba coger la cámara y a ella posar como aficionada. pero también había aficiones que preferían no compartir, una de ellas era precisamente la caza, Gema respetaba que su marido saliera de cacería, pero prefería no acompañarle.

Y ha sido, precisamente en una cacería donde Miguel Blesa ha pasado sus últimos minutos de vida. En Córdoba, rodeado de amigos que se preparaban para pasar el que se prometía un buen día de campo.

 

Comentar

Últimas noticias