Hijo secreto

Así ha reaccionado Julio Iglesias al escándalo de Javier Sánchez desde su millonaria finca de la Costa del Sol

Así ha reaccionado Julio Iglesias al escándalo de Javier Sánchez desde su millonaria finca de la Costa del Sol
Julio Iglesias en una imagen de archivo / Gtres

Para Julio Iglesias “la vida sigue igual”. El cantante lleva cerca de dos meses de cautiverio en su reducto millonario de Ojén, ajeno a las polémicas que fuera de los muros del refugio “Cuatro Lunas” acontecen. Allí está guarecido, según ha sabido este portal, mientras prepara sus próximos proyectos y espera la apertura de un museo que el pueblo de Ojén le va a regalar con mucho cariño por ser nuestro músico mas internacional.

[Julio Iglesias desmonta el mito de las 3.000 mujeres]

Julio Iglesias
Julio Iglesias durante un concierto / Gtres

“La tierra del aguardiente” se ha convertido en un lugar muy querido para el artista. En este municipio de la Costa del Sol está pasando los primeros días de verano junto a su familia antes de comenzar su gira de conciertos en otoño y de estrenar sus esperadas memorias. Respecto a la sonada prueba de paternidad que podría otorgarle el que sería su noveno hijo, según informan a este medio fuentes cercanas al artista, “Julio vive ajeno en esta finca a los dimes y diretes que especulan con la paternidad de un nuevo hijo”. “No le da ni la mínima importancia a esta noticia. El está centrado en su nueva andadura para el otoño en que recorrerá medio mundo de nuevo con sus canciones”, explican desde su entorno.

La polémica paternidad de Javier Sánchez Santos, el presunto hijo que Julio tuvo con María Edite Santos Raposo, una bailarina portuguesa con la que el cantante se relacionó en 1975 y con la tuvo una aventura prolongada durante 10 días, es algo en lo que el cantante prefiere no entrar. Pero la realidad es que, si la demanda prospera y el juicio lo gana Sánchez Santos, este se convertiría en el noveno hijo legítimo del cantante y Javier tendría derecho, igual que sus hermanos, a la legítima, lo que equivale a un tercio del patrimonio de Iglesias y podría heredar 30 millones de euros.

[Por fin, Julio Iglesias desvela sus problemas con su hijo Enrique]

Sin embargo, Julio no quiere ni oír hablar del tema y prosigue con su rutina. Solo quiere descansar. Prefiere girar en otoño que someterse a las altas temperaturas del estío y a partir de este mes de septiembre recorrerá el mundo en gira empezando por Europa. Además está inmerso en otra de sus novedades profesionales: una nueva biografía que está elaborando y en la que contará “suculentas exclusivas que nunca se han sabido y que saldrán de su propia boca”. También, según ha sabido este medio, el cantante se va erigir próximamente como productor del primer disco de su hijo Rodrigo, el nuevo artista de la saga Miranda, al que el mismo Julio ya denomina “el nuevo Justin Bieber”. Todos estos proyectos los cuaja desde su millonaria mansión “Cuatro lunas”, donde cada mañana, cuando se levanta, puede ver el bosque y el mar.

[Julio Iglesias arremete contra Bertín Osborne: “Es un encantador de serpientes”]

Pero, sin duda, el broche de oro para el artista tendrá lugar el próximo mes de julio de 2018, cuando Julio cumplirá los 50 años de su triunfo en Benidorm y hará posible su mejor sueño: un concierto multitudinario en el estadio Santiago Bernabéu.

Para concretar los detalles de tal celebración, Iglesias ya ha recibido en su finca a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, y a Emilio Butragueño, embajador institucional del club blanco. Con ambos Julio cenó hace unos días y, como de costumbre, eligió unos caldos que estuvieron acompañados de unos vinos de la tierra con los que brindar por la gran oferta que le habían hecho sus amigos: que durante 2018 Julio Iglesias sea imagen internacional del Real Madrid cuando haga sus conciertos internacionales en Australia, China, Japón o algunos países de África.

[Habla el detective que consiguió ‘tumbar’ la sentencia de paternidad contra Julio Iglesias]

Familia, golf y museo

Desde hace una semana, los fotógrafos hacen guardia todos los días a los pies de la casa de Julio Iglesias, pero, de momento, nadie ha podido tomar la instantánea del cantante. Sí es habitual, en cambio, tomar fotos de Miranda, su esposa, que muchos días se pierde por el mercadillo que los sábados se instala en Ojén o bien, llevando a los niños al club de golf Río Real, donde practican su deporte favorito.

Julio Iglesias
Julio Iglesias y su esposa Miranda en una imagen de 2008 / Gtres

[El pasado ‘viceverso’ de Edite, la madre del hijo secreto de Julio Iglesias]

Mientras su mujer sale, Julio se aposenta tranquilo en su jardín y se dedica a su música y a su libro. Según ha sabido LOOK, el cantante va a recibir con ilusión el nuevo regalo que quiere hacerle el Ayuntamiento de Ojén: un museo por todo lo alto monográfico del cantante para el que ya hay terrenos. La vinculación de Julio Iglesias con Ojén siempre ha sido magnífica, incluso fue pregonero de las fiestas del pueblo con un discurso que todos recuerdan en la plaza de la iglesia. Y como él mismo dice: “yo vivo en Ojén, no en Marbella”. Un buen “ojeneto” de pro para el pueblo de los “churrucos”.

Comentar

Últimas noticias