Paternidad

Fernando Osuna, abogado del hijo de Julio Iglesias: “La prueba de ADN acredita la paternidad de Julio Iglesias”

Julio Iglesias
Julio Iglesias en una imagen de archivo / Gtres

La familia de Julio Iglesias acaba de sumar un nuevo miembro. El abogado Fernando Osuna, el mismo que llevó los casos de paternidad Manuel Díaz ‘El Cordobés’ y Rosario Bermudo, ha conseguido, gracias a una prueba de ADN con un resultado del 99,99 % ha podido demostrar que su cliente, Javier Sánchez, un valenciano de 40 años, es hijo biológico de Julio Iglesias.

LOOK se ha puesto en contacto con el abogado de Javier, quien ha explicado cómo se ha obtenido las pruebas de ADN del cantante: “En estos casos si se pide una muestra al presunto padre suele decir que no, obviamente. Los tribunales admiten una prueba muy buena, la biológica. Lo que se suele hacer es contratar a algún detective privado y ese busca algún resto orgánico, basuras o cosas parecidas, la analiza en un laboratorio y esa prueba se le presenta al juez”.

 

Con el ADN en la mano, Osuna presentará la demanda en breve, como mucho en el plazo de un mes.  El siguiente paso es esperar a la sentencia del tribunal, el proceso más largo: “Lo normal es que la resolución sea entre 8 meses y el año y medio, aunque en algunos juzgados tarda menos”, asegura.

Aunque quizás el nombre de Sánchez pueda ser desconocido para muchos, lo cierto es que lleva luchando desde hace muchos años para que el cantante le reconozca como hijo. Una batalla que Javier lleva librando desde el año 1992, cuando tan solo tenía 16 años.

Por eso, ante esta noticia su abogado asegura que “Javier está un poco nervioso, pero bueno, está contento de lo que se ha hecho y lo que se ha conseguido”.

En los años 90 Javier ya consiguió que un juzgado de primera instancia de Valencia declarara la paternidad de Iglesias sobre Sánchez cuando el cantante no se quiso someter a una prueba biológica solicitada. Una victoria que, sin embargo, duró poco, pues un tribunal valenciano acabó revocando la sentencia tiempo después.

A pesar de ello, en 1996 llegó a cambiarse el apellido para dar el salto al mundo de la música, siguiendo los pasos de su padre y sus hermanos Enrique y Julio José. Bajo el nombre de Javier Iglesias, el valenciano sacó una canción llamada “Dame otra oportunidad”. Si bien no tuvo mucho éxito como cantante, demostró que el talento se hereda.

Ahora llega su oportunidad definitiva. En apenas unos meses podrá confirmar si, como asegura, el autor de “Soy un truhan, soy un señor” es su padre biológico y, si así lo considera, poder ser uno de sus herederos.

Comentar

Últimas noticias