Juicios

La prisión acecha a Antonio David Flores

Antonio David Flores
Antonio David Flores en una imagen de archivo / Gtres

Antonio David Flores nunca olvidará la mañana del pasado 23 de marzo. Comparecía en los juzgados de Alcobendas acusado de un presunto delito de alzamiento de bienes y al salir, nada más concluir el interrogatorio ante el juez, le comunicaron que debía personarse en Violencia de Género por otro procedimiento abierto contra él. La Policía acompañó a un visiblemente atribulado Flores. Su ex mujer, Rocío Carrasco, elegía los tribunales– después de que él agotara los medios de comunicación hablando de ella y de su papel como madre – para defenderse y pasar a la ofensiva: le reclama una antigua deuda por impago de manutención de sus hijos que supera los 50.000 € -que hoy deriva en alzamiento de bienes- y denuncia maltrato psicológico continuado, acoso verbal y otros delitos presuntamente cometidos en el ámbito familiar. Seis días después, el 29 de ese marzo horrible, el ex Guardia Civil volvía a declarar, esta vez ante una juez de Violencia de Género. Comenzaba su calvario judicial.

Rocío Carrasco y Antonio David Flores
Rocío Carrasco y Antonio David Flores en una imagen de archivo / Gtres

Ambos procedimientos son penales y la sombra de un posible ingreso en prisión planea sobre él. “Es un asunto muy serio, más que cualquier otra cosa”, me reconocía el penalista que defiende al ex Guardia Civil. El diario El Español adelantaba este miércoles en exclusiva que el propio Antonio David reconoció en su declaración judicial “haber percibido importantes cantidades de dinero pese a haberse declarado insolvente y que no hizo frente a sus deudas”. Sus respuestas fueron poco convincentes toda vez que el juez disponía de la documentación necesaria para dejar al descubierto a Flores, incluso antes de que contestara. Sin embargo, él lo intentó, pero los nervios acompañaron a unas explicaciones poco creíbles. Antonio David describía la situación tan “difícil” por la que ha pasado, con su casa embargada, viviendo de alquiler y “sin levantar cabeza”, lo que viene siendo- que diría él- toda una víctima.

El Juez, erre que erre, solo quería saber si había percibido dinero, pese a haberse declarado insolvente en 2012, y no hacer frente a sus deudas con su ex, Hacienda y otros. Ni sus respuestas evasivas, ni responsabilizando a terceros – que lo hace en su declaración- ni aludiendo a que se vio obligado a posar en una publicación y hablar de la enfermedad de su hijo porque le habían pillado en una situación “delicada”, convenció al magistrado. En su última pregunta, el juez debió de dejarle k.o. al espetarle que, precisamente, lo que había declarado confirmaba los indicios de los delitos de los que se le acusaba (alzamiento de bienes, ocultación patrimonio e insolvencia punible). La sombra comenzaba a planear en la sala.

Antonio David Flores
Antonio David Flores con su abogado llegando a un juicio en Alcobendas / Gtres

Ahora, queda esperar el auto del juez y posteriormente ver qué dice el fiscal. La acusación, esto es, su ex mujer pedirá 4 años de cárcel. Malos tiempos, desde luego, para el ínclito Antonio David, como lo llama un abogado que se las tuvo con él. Al malagueño solo le avala frente a la opinión pública tener a sus 2 hijos con él. Malos tiempos en los que también se enfrenta a la denuncia que lleva Violencia de Género. Él niega la mayor, pero en ese juzgado, la cosa tampoco pinta bien. Todo está conectado y relacionado. Llegado el momento, la acusación- su ex mujer, Rocío Carrasco- pedirá también varios años de prisión en este procedimiento. Lo siento por sus hijos.

Seguro que nunca pensó que sus decisiones le llevarían a esta situación. Con la presunción de inocencia por delante, si Antonio David resulta condenado, tendrá la prueba más evidente de que, además de haberse arruinado la vida, la víctima no es él.

Últimas noticias