Brecha abierta entre Begoña Ruiz Mateos y sus hermanos

El yerno de Ruiz Mateos: “Espero que Adela ayude a descubrir los 5.000 millones de euros”

Begoña Ruíz Mateos en imagen de archivo
Begoña Ruíz Mateos en imagen de archivo / Gtres

Ha sido el único que se ha atrevido a ponerse en contacto con Adela Montes de Oca a raíz de las pruebas de paternidad que, después de años de lucha, le han dado la razón este martes, y aún tiene mucho que decir. Antonio Biondini, marido de Begoña Ruiz Mateos, la única hija que apoyó a su padre, quiere contar en primera persona su parecer sobre un juicio que ha removido los cimientos de su familia política. Elige LOOK para contar cuál es la situación actual entre él y el resto de los hijos del desaparecido empresario y sus palabras denotan que no existe una relación fluida entre ellos. Ni siquiera cordial. “Mi mujer y yo fuimos de los pocos en apoyar a mi suegro con su enfermedad, en ayudarle y cuidarle. Todos los demás desaparecieron como ratas y con los ahorros de miles de familias que invirtieron sobre su buen nombre”, asegura a este medio. Pero además, ahora que Adela ha saltado a escena, Biondini confía en que “se resuelvan y se encuentren por fin los 5.000 millones de euros que según la abogada de Adela, mis cuñados esconden en todo el mundo”.

[Puedes ver: Exhuman el cuerpo de Ruiz-Mateos para realizarle la prueba de paternidad]

Aunque se ha puesto en contacto con ella tras las pruebas de ADN, el marido de Begoña no defiende el camino que ha tomado la 14ª hija de Ruiz Mateos para reivindicar su paternidad. “Nunca lo entenderé. Ha generado mucho daño y dolor a la viuda, Teresa Rivero, y a sus hijos. Teresa no se merece este sufrimiento y humillación, ¿nadie piensa en ella? Acaba de perder a su marido y a su hija Socorro y tiene a otros dos hijos en la cárcel. Creo que hay que tener un poco mas de sensibilidad y respeto por una mujer mayor que está viviendo un verdadero calvario en estos últimos años de su vida”, se queja.

José María Ruiz Mateos
José María Ruiz Mateos con su hija Begoña en una de sus últimas apariciones públicas (Gtres)

Y es que Biondini se apiada de su suegra a pesar de que su relación actual con ella es inexistente. “Sobre Teresa no sé nada. Prácticamente no tenemos ningún contacto desde hace 6 años, cuando nos dimos cuenta de la gran estafa de Nueva Rumasa dirigida por mis cuñados y sus testaferros. La única comunicación que mi suegra y mis cuñados tuvieron con nosotros fue para insultarnos públicamente a través de los medios de comunicación”, explica.

Pese a este nulo contacto, el yerno de José María Ruiz Mateos no duda en seguir defendiendo la memoria de su desaparecido suegro ante la paternidad de Adela Monstes de Oca (hoy ya, Adela Ruiz Mateos) y en mantener su postura, como la de Begoña, siempre al lado del desaparecido magnate: “Aquí nadie se atreve a defender a mi suegro, pero yo sí. Considero que tuvo este ‘affaire’ con una mujer en un momento puntual, controvertido, particular y muy complicado de su vida. Todos sabemos que tras la expropiación de Rumasa, él pasó unos años muy duros. Con esto no quiero exculparle, solo quiero que se respete a un hombre que pagó y sigue pagando por un error cometido hace ya más de 28 años“. “Estoy seguro que Ruiz Mateos vivió un chantaje permanente durante todo este tiempo y por parte de quien sabía de la existencia de Adela”, desvela Biondini a LOOK.

Adela Montes de Oca

En cualquiera de los casos, y aunque su actitud no es beligerante respecto a Adela, el italiano desmiente que en ningún caso su mujer haya hablado o establecido algún tipo de contacto con Adela, aunque sí asegura que “piensa igual que él”. “¿Cómo afronta la llegada de Adela a la familia Ruiz Mateos?”, quiere saber este medio. “Entiendo que los hijos de Ruiz Mateos estén aturdidos, desconcertados, confundidos, pero la realidad es esta, los derechos son derechos, y deberán que ir asimilándolo poco a poco con el tiempo. No creo que entre ellos vaya a existir una relación de hermanos. Solo será una de tipo legal y por intereses económicos”, concluye al respecto.

[Puedes ver: Adela Montes de Oca: “Lo que me corresponda lo lucharé”]

Sobre la brecha abierta de Begoña con sus hermanos: “Mi mujer, mis hijos y yo somos las únicas víctimas de este engaño”

Begoña Ruiz Mateos
Begoña Ruiz Mateos / Gtres

Sin embargo, la llegada de Adela a la familia Ruiz Mateos no impide, ni a Begoña ni a su marido, olvidar el asunto del “dinero evaporado”, tal y como lo denomina el propio Biondini. El italiano quiere recordar en este digital que cuando su suegro aún estaba vivo, él y su mujer fueron los únicos que se mantuvieron siempre al lado de José María Ruiz Mateos. “Por su enfermedad neurodegenerativa no pudo mantener el control de esta situación en sus últimos años de vida. Todo el mundo se aprovechó de esta situación y lo abandonaron a su suerte, siendo mi mujer y yo de los pocos en permanecer a su lado“. Además, sobre su mujer, matiza que “está sufriendo mucho desde la pérdida de su padre y de su hermana, Socorro”. “Mi mujer, mis hijos y yo somos las únicas víctimas de este engaño“, asegura.

Pese al fallecimiento del empresario en 2015, tal es la tensión que aún se respira entre el marido de Begoña y el resto del clan familiar dos años después, que LOOK ha podido tener acceso a un burofax con fecha datada el 19 de enero de 2017, en el que José María Ruiz Mateos Rivero advierte a Biondini que “se abstenga de proferir expresiones y afirmaciones de carácter injurioso,  vejatorias y amenazantes respecto de su persona y a sus hermanos” ya que de lo contrario “se ejercerán cuantas acciones legales correspondan en defensa de sus derechos”. “Ellos me envían este burofax después de la muerte de mi cuñada Socorro, fallecida el día 13 de enero 2017, y porque el día 16 de enero la Audiencia Nacional les imputa definitivamente a los 6 hermanos por los delitos que yo y mi mujer siempre dijimos, y les piden una fianza de 500 millones de euros”, relata a este digital el italiano sobre el documento.

Sobre esta brecha, aún muy abierta entre ellos, Antonio Biondini concluye: “Nunca insulté a nadie, ellos sí que nos insultaron a mi mujer y a mí. Yo solo defendí a mi suegro porque él me lo pidió, por la quiebra de Nueva Rumasa y porque mi suegro no tiene ninguna culpa sobre esta gran estafa”. Mis cuñados viven en un delirio irrefrenable”.

Últimas noticias