Un mensaje urgente para Bigote Arrocet

Edmundo, María Teresa te necesita

Edmundo Arrocet
Bigote Arrocet en Supervivientes 2017 / Mediaset.com

Teresa Campos había dado varias señales de alarma a los que más cerca tenía. No se encontraba bien y en los últimos días y noches, sola en su enorme casa a las afueras de Madrid, echaba mucho de menos al hombre que hace tres años la enamoró y le cambió la vida: Edmundo Arrocet. Hoy, tras sufrir un ictus isquémico, él sería su mejor medicina. Lo sé. Teresa andaba rota, insegura, sin ilusión y en continua tensión emocional y familiar. Vivía estos días atrás muy angustiada.

[GALERÍA: SUS HIJAS LLEGAN AL HOSPITAL]

Él quiso marcharse a Honduras para concursar en ‘Supervivientes y, aunque sí las hubo, ni una palabra más: se fue. Se quedaba sola y con más tiempo libre que nunca tras el final de ‘¡Qué Tiempo Tan Feliz!’ el pasado 1 de abril, el programa que presentaba desde 2010 en las tardes del fin de semana en Telecinco. Si fuera Sting, el vocalista del grupo británico ‘The Police’, enviaría un mensaje urgente a Tierra de Nadie en Honduras: Edmundo, Teresa te necesita. Es la realidad. Nada la haría más feliz que verlo aparecer.

Cierto es que Terelu y Carmen Borrego han declarado que ha sido su propia madre la que ha pedido que no se le avise, que no se le diga nada y que pueda seguir en el concurso. Ella prefiere recuperarse, no alarmarle y después ya se verá. Es cierto también que las críticas al Bigote concursante le afectaron mucho y que no le ha gustado la imagen que está dando en la isla.

“Uno de sus hijos ha llamado por teléfono y les ha dicho que su padre tiene que saberlo”

[Puedes leer: La prueba definitiva a María Teresa]

Sin embargo, hay algo que no me encaja del todo. ¿Y Arrocet, no tiene derecho a saber lo que ocurre? ¿Realmente no sería bueno que Teresa lo tuviera a su lado en estos momentos? Puede que su madre prefiera decir, solo decir, que no quiere que venga; su novio no es el mejor amigo de sus hijas, pero la realidad es que la cosa es seria. Ella misma me dijo hace pocos días que nadie la ha cuidado tanto como él, que ha sido el hombre más atento que nunca ha tenido cerca y con el que más querida se ha sentido.

¡Un momento! Hay cambio de planes. Voy acabando este blog cuando me aseguran que finalmente enviarán mensaje a Bigote. Uno de sus hijos ha llamado por teléfono y les ha dicho que su padre tiene que saberlo, que hay que comunicárselo, y pronto. No entiende que pueda ser de otra manera. No será en una botella, Edmundo, pero te llamarán.

Últimas noticias