CIRUJANO Y MÉDICO

Así es Pablo Cariñanos, el único hombre que enamoró a Rosa López

Rosa López
Rosa López junto a su por entonces pareja Pablo Cariñanos en imagen de 2008 /Gtres

Siente un inmenso pudor a la hora de hablar de amor, o mejor dicho, de sus amores. Aún así, Rosa López ha abierto su corazón a Bertín Osborne en su último programa. Según sus propias palabras, solo se ha enamorado dos veces en su vida y la primera fue cuando era adolescente. ¿La segunda? Es la realmente importante para ella y ocurrió al poco de abandonar la famosa academia de ‘Operación Triunfo’. “Me enamoré de un buen médico”, fueron sus escuetas palabras para una historia que empezó con mucha ilusión pero que tuvo un abrupto final. La artista siempre ha rehuido hablar de ello en sus entrevistas.

La cantante granadina recordó cómo se conocieron y cómo se enamoraron. Ella necesitaba una urgente operación de las cuerdas vocales por su desgaste en los escenarios. Él era un respetado cirujano cuyo destino se cruzó en la vida de la cantante cuando tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. “Solo él se atrevió a operarme en un momento en el que había muchos intereses creados sobre mí”.

Este ‘salvador’ se llama Pablo Muñoz Cariñanos y tuvo conquistado el corazón de la andaluza durante dos años convulsos en los que la presión mediática, la inseguridad y las desavenencias hicieron mella en la vida de Rosa López.

Rosa López
La pareja disfrutando de una tarde de deporte en 2008 / Gtres

Médico y con un pasado trágico

Cariñanos es otorrinonaringólogo y cirujano sevillano con una biografía familiar marcada por la tragedia. Hijo del también doctor y Coronel de Aviación al que la banda terrorista ETA asesinó en su consulta sevillana, su padre había tratado a varias cantantes populares, entre ellas a Rocío Jurado y a Isabel Pantoja. Era uno de los mejores especialistas en garganta y en problemas que afectaban a las cuerdas vocales.

El hombre que enamoró a Rosa nació en Tablada (Sevilla) pero, siendo todavía un niño, se mudó a Gines con su familia. Estudió Medicina en Madrid y siguió formándose en el Hospital 12 de Octubre.  Cuando el comando Andalucía de la banda terrorista asesinó a su padre en el otoño del 2000, el joven doctor pidió el traslado de nuevo a su tierra para apoyar a su familia en tan duro trance.

Se considera afín a la Hermandad de ‘El Cachorro’ y gran aficionado del Atleti y de Maradona. Después de este revés en su vida, conoció a la famosa Rosa, ganadora de OT y flamante representante de Eurovisión. La exposición mediática y el hecho de vivir con una estrella fue algo que Cariñanos no pudo encajar y la pareja puso fin al noviazgo. La historia se acabó y él recuperó su ansiado anonimato.

Rosa López
La pareja llegando de uno de sus viajes románticos / Gtres

Así se conocieron

En el mismo despacho que regentaba su fallecido padre pasaba consulta Pablo cuando un buen día entró Rosa López aquejada de problemas en la garganta. La ‘voz’ del momento tenía serios problemas. Siempre en un plano muy discreto, comenzaron a verse y rápidamente surgió un ‘flechazo’ del que la prensa se hizo eco.

De pronto, comenzaron las primeras rencillas en la relación. El entorno de la cantante aseguraba que Pablo no se portaba “del todo bien” y esa declaración, aparentemente aislada, terminó en desavenencias insalvables. ¿La razón? El médico sevillano, que aún no había superado probablemente el asesinato de su padre, no soportaba la fuerte presión mediática que por entonces acompañaba a la artista.

La ruptura no tardó en hacerse realidad y, aunque la cantante siempre ha manifestado estar agradecida al cirujano por su gran ayuda cuando su voz se quebró, esquiva cualquier alusión a aquella historia, de la que solo queda el recuerdo de lo que fue. Rosa le contó a Bertin que Pablo Cariñanos fue su amor al acabar OT y que era “un buen médico”. Así, sin más.

Sus otros intentos fallidos

Rosa López
Rosa López junto a Cristobal Sánchez, otra de sus parejas / Gtres

Después de esta ruptura sentimental, la interprete de ‘Europe is living a celebration’ no se rindió en su búsqueda de la felicidad y probó suerte durante otros dos años con Cristóbal Sánchez Arco, quien se convirtió en ese tiempo en representante de la ganadora de ‘Operación Triunfo’. Aquello tampoco cuajó y Rosa se refugió en los brazos de un músico, el Dj Luis Ramón Llorente alias ‘Monchi’. Sin embargo, este joven protagonizó algún que otro asunto que hizo que la artista renegara de la relación. Aunque después, en noviembre de 2016, se la ha relacionado con el escritor Anxo Pérez, la cantante no tardó en desmentirlo en su Instagram: “Quiero aprovechar para mandar un beso a mi amigo Anxo… ¡Que me lo han encasquetado de novio! Anxo, lo siento. Cuando ya se está presente en los medios, pasan estas cosas. Aprovecho para mandarte un beso”.

Desde entonces, Rosa ‘vuela’ sola. Y por lo que le contó a Bertín Osborne, su príncipe aún no ha llegado.

Comentar

Últimas noticias