Todo estaba planeado para darle una sorpresa a Bigote Arrocet

Teresa Campos ultimaba la decisión de viajar a Honduras para ver a Edmundo

La periodista María Teresa Campos en imagen de archivo
La periodista María Teresa Campos en imagen de archivo / gtres

Antes de sufrir la isquemia cerebral , María Teresa Campos ya no podía más. La participación de Edmundo Arrocet en ‘Supervivientes’ ha provocado una tensa relación con sus hijas, que en los últimos días habría empeorado tras las críticas que el chileno recibía en la isla. Pese a todo, Campos ultimaba su decisión de marchar a Honduras para darle una sorpresa a su novio y,además, quedarse tranquila viéndolo en persona. Pero la tensión y el estrés emocional la han superado y ayer le ganaba una pequeña batalla al ingresar de urgencia tras sufrir un inctus isquemico.

Un episodio que la productora de ‘Supervivientes’ no preveía. ‘Bulldog Producciones’ ya había puesto en marcha una sorpresa para Bigote Arrocet:  sería María Teresa quien viajara a Honduras para darle una sorpresa a Edmundo en una de las próximas emisiones del programa – y así darle la oportunidad de reunirse con su pareja.

Sobrepasada por la decisión de su pareja

Bigote Arrocet
Bigote Arrocet en Supervivientes 2017 / Mediaset.com

Pero esto no ha podido ser, al menos por el momento. Sobrepasada por la decisión de su pareja de participar en el ‘reality’ de Telecinco, María Teresa se ha apoyado en Gustavo, su chófer y persona de máxima confianza -el mismo que la ha ingresado en el hospital este pasado martes-, mientras su propia hija, Carmen Borrego, llegó a comentar que a su madre “no le gustaba” lo que estaba viendo con respecto a Bigote. A la espera de ver cómo pasa las próximas horas,  la presentadora  ha pedido a sus hijas que no le comuniquen a Edmundo nada acerca de su estado de salud. De momento, ese viaje a Honduras queda cancelado.

Últimas noticias