Hija legítima

Gabriel González de Gregorio, hijo de la Duquesa Roja: “La única prueba que había era una prueba robada”

Gabriel Gonzalez de Gregorio
Gabriel González de Gregorio en una imagen de archivo / Gtres

Tras varios años de incertidumbre, las pruebas de ADN y unos resultados del 99,99% de coincidencia dan la razón a Rosario Bermudo. La constancia de esta sevillana de 66 años ha dado sus frutos y ya puede afirmar que, como su madre y ella misma aseguraban, es hija biológica y legítima de Leoncio González de Gregorio, marido de Isabel Álvarez de Toledo, más conocida como la ‘Duquesa Roja’.

Ha sido su abogado, Fernando Osuna, el que así lo ha confirmado a LOOK tras conocer los resultados de la exhumación del cuerpo del aristócrata que se llevó a cabo el pasado marzo. “Poco debate cabe con una prueba científica tan grande como esta”, asegura el letrado para quien la mayor satisfacción es cumplir el sueño de su clienta, quien ahora mismo se encuentra “un poco nerviosa”pero “muy contenta, satisfecha, después de tantos años”.

La propia Rosario así lo ha explicado en declaraciones a ‘ABC’, donde ha querido recalcar lo que siempre ha defendido y que ahora se sabe cierta: “nunca he sido una bastarda, sino la primogénita, porque nací cuando Leoncio y mi madre eran solteros”.

Isabel Álvarez de Toledo
Isabel Álvarez de Toledo, la Duquesa Roja / Gtres

Con la sentencia en la mano, Rosario puede, si así lo desea, cambiar sus apellidos para lucir el González de Gregorio. “Si tengo que pedir el apellido de mi padre lo haré y lo llevaré con mucho orgullo porque soy tan hija de Leoncio como lo son Pilar, Gabriel o Javier. Además, yo a mi padre siempre le he querido, ya que lo tenía presente, aunque no hubo ocasión de que nos tratáramos porque no lo permitió su familia”, afirma.

Al mismo tiempo, Rosario también puede reclamar parte de la herencia que el aristócrata dejó al fallecer y que le corresponde por derecho. Algo para lo que todavía habrá que esperar, pues si bien su abogado asegura que tratarán “de llegar un acuerdo sobre el reparto de bienes” con sus ahora hermanos, no descarta que, de no conseguirlo, tengan que iniciar “un segundo juicio para que un juez dé una valoración, un inventario de bienes y establezca la cantidad que le corresponde a Rosario”, ha explicado a LOOK.

Gabriel González de Gregorio
Gabriel González de Gregorio en una imagen de archivo / Gtres

En el otro lado de la historia se encuentran sus ya hermanos, Leoncio, Pilar y Gabriel. Ha sido precisamente este último el que ha atendido a LOOK y ha asegurado que el hecho de que Rosario Bermudo sea finalmente su hermana “no me ha sentado ni bien ni mal”. Indiferente ante la noticia, para el pequeño de los hijos de Isabel Álvarez de Toledo y Leoncio González de Gregorio todo el juicio es un “parípé” que “en un país normal se tendría que haber archivado, porque la única prueba que había era una prueba robada”.

El robo al que Gabriel González de Gregorio se refiere es una botella de plástico de la que bebió su hermano Leoncio y que, según su versión, un detective privado contratado por Rosario Bermudo recogió para analizar e iniciar el proceso. Una prueba que, si bien confirmó su parentesco, el hijo de la Duquesa Roja y Leoncio González considera fruto de un robo y el inicio de un “un montaje para engañar al pueblo español”.

Exhumación polémica

Durante la conversación González de Gregorio deja patente que lo que más les molestó a sus hermanos y a él fue la exhumación del cadáver de su padre, algo que no llega a entender. “¿Qué ADN querían conseguir si ya lo habían tomado?”, se pregunta. “Todo esto es un montaje publicitario, si ya lo habían cogido de la botella de agua”, insiste a la vez que explica que una de las más afectadas es su hermana, Pilar, a quien define como una mujer “muy religiosa y muy sentimental” que incluso “se ofreció a dar su ADN para que no exhumaran a mi padre”. Una propuesta que no fue admitida por el juez, que, según dice Gabriel, “exhumó a nuestro padre para humillarnos”.

Leoncio González
Exhumación de Leoncio González de Gregorio / Gtres

A Rosario, su nueva hermana, tan solo le recuerda que “el derecho a heredar no tiene nada que ver con el derecho a saber quién es tu padre. Para heredar tienes que haber sido dejado como heredero por alguien en su testamento” y es que Gabriel no descarta recurrir la decisión del juzgado.

Últimas noticias