Otra norma que se suma a la lista

Con alcoholímetro y retirada de móviles: así ha sido la boda ‘búnker’ de Fonsi Nieto y Marta Castro

El ex piloto Fonsi Nieto y Marta Castro en una imagen de archivo /Gtres
Ver Galería
El ex piloto Fonsi Nieto y Marta Castro en una imagen de archivo /Gtres

“Que se preparen los invitados porque será una boda diferente y única”. No mentían Fonsi Nieto y Marta Castro cuando advertían a sus familiares y amigos de lo que se encontrarían este 30 de abril en Ibiza. Su boda, cuyos fastos han durado tres días, prometía ser una de las más multitudinarias del año -500 personas- y ante tanto gentío se hacía imprescindible cuidar cada detalle para que todo saliera bien. Un amplio dispositivo de seguridad velaba por este objetivo que tan en serio se han tomado los novios. Estos, dando un paso más allá, también han pensado incluso en el fin de fiesta de su gran día, que es sin duda lo más peligroso. Para evitar disgustos y percances de última hora, los invitados deben someterse a una prueba de alcoholemia para que, en caso de que vuelvan a casa conduciendo, lo hagan bajo su propia responsabilidad y conocedores de los miligramos de alcohol en sangre que tienen en ese momento. Según ha podido saber LOOK, un alcoholímetro situado en una de las furgonetas aparcadas a la salida del hotel Can Xereca despide a los familiares y amigos de Fonsi y Marta antes de dar por concluida la boda.

Pero este singular detalle de los novios no es el único que ha sorprendido a sus invitados. El amplio despliegue de miembros de seguridad custodiando el recinto del hotel también ha dejado a más de uno con la boca abierta. Dos policías municipales y tres guardias jurado vigilaban la entrada de la finca para realizar un primer control de acceso. No sería el único, porque 50 metros más para adelante, ya en la finca, otros nueve vigilantes revisaban los coches y confirmaban mediante DNI que todos los ocupantes estaban en la lista de invitados. No entraba nadie que no diera su documento de identidad (o no estuviera en la lista) y a los camareros del catering se les ha pedido incluso que entreguen sus teléfonos móviles.

Fonsi Nieto
Inmediaciones de la finca donde se han dado el ‘sí, quier’ Fonsi Nieto y Marta Castro (Gtres)

La orden de los novios era muy clara: no querían filtraciones. Para ello lo mejor era que las personas ajenas a ellos no dispusieran de aparatos que pudieran hacerles caer en la tentación y, de paso, impedir que sus invitados hicieran el menor número de declaraciones posible a los medios que estaban apostados en el exterior de la finca. De hecho, a la llegada de Miguel Abellán, que ha acudido al enlace en taxi y acompañado por su novia, un miembro de la seguridad contratada por Marta y Fonsi le ha pedido que no bajara la ventanilla ante la insistencia de los reporteros. El torero, haciendo caso omiso, sí ha bajado el cristal y ha deseado lo mejor a sus amigos ante los micrófonos.

[CONSULTA LA GALERÍA DE IMÁGENES CON TODOS LOS INVITADOS]

No ha sido el único que se ha saltado la norma impuesta por los contrayentes. Arantxa de Benito y su pareja, Agustín Etienne, también han atendido a la prensa y se han mostrado expectantes ante la gran ceremonia que estaba prevista.

Carmen Morales y Luis Guera en la boda de Fonsi Nieto (Gtres)
Carmen Morales y Luis Guera en la boda de Fonsi Nieto (Gtres)

Tras ellos ha llegado también Alonso Aznar, otro de los invitados, y ya al filo de las siete de la tarde, hora en que debía dar comienzo el enlace, han accedido al hotel un grupo de jóvenes, amigos del novio, que por si la fiesta que les esperaba este domingo no fuese suficiente, han entrado a la boda bebiendo algunos combinados que portaban en vasos de plástico.

Tal y como avisaron los novios, la ceremonia contó con la presencia de varios zancudos que iban vestidos de blanco, como los novios, y se reservó un papel muy especial en la ceremonia al pequeño Lucas, hijo del expiloto y Alba Carrillo.

Pocos detalles más han trascendido al respecto. No puede decirse que la suya haya sido una boda íntima, dado el gran número de invitados convocados, pero sí que ha sido casi secreta. Fonsi y Marta han tardado meses en diseñar una estrategia antipaparazzi para proteger un día que vale muchos ceros. Sea como fuere, que sean muy felices.

Últimas noticias