Rota de dolor

Primeras declaraciones de Syliane de Vilallonga tras la trágica muerte de su marido, Jorge Bascones

Syliane de Vilallonga y Jorge Bascones
Ver Galería
Pincha en la imagen para ver la galería | Syliane de Vilallonga junto a su marido Jorge Bascones en su casa de Andratx en una imagen de archivo / GTRES

Syliane de Vilallonga nunca imaginó, ni en sus peores pesadillas, que tendría que enterrar a su marido Jorge Bascones, varios años más joven que ella. El artista fallecía en su residencia mallorquina el pasado viernes como consecuencia de una caída y la noticia dejaba completamente desconcertada a su mujer. “Estoy muy impactada. No me lo esperaba. Estoy que no me lo creo”, ha acertado a decir Syliane en conversación con LOOK.

Syliane Vilallonga
Syliane Vilallonga durante el funeral de Jorge Bascones en Mallorca. / GTRES

Según ha relatado ella misma, la noticia del deceso de su marido la pillaba en Montecarlo, desde donde viajó tan pronto como pudo gracias a la ayuda de su hijo Fabrizio que fletó un avión privado para que su madre pudiera despedirse de Bascones. En cuestión de horas Syliane ya estaba en la isla y, arropada por su hijo, acudía entre lágrimas al funeral del pintor del que se había enamorado perdidamente en 2005. Sus enorme gafas oscuras no escondían el dolor que sentía al saberse sola. Lo inesperado de la muerte, unido al hecho de que estuviera motivada por una tonta caída, ha sumido a la exmujer de José Luis de Vilallonga en una incredulidad temporal de la que todavía no se ha repuesto. “Ha sido todo muy repentino y no se lo cree”, explica su entorno.

Syliane de Vilallonga y Jorge Bascones
Boda de Syliane de Vilallonga y Jorge Bascones en Mallorca en agosto de 2005 / GTRES

Syliane, aún conmocionada, reconoce que Jorge padecía algunos dolores en el tobillo que solían hacerle perder el equilibrio. Confiesa a LOOK que ese podría haber sido el motivo de una fatal caída en las escaleras de entrada a su casa que terminó con un golpe mortal en la cabeza que lo dejó tendido en el suelo. Fue la chica de servicio la que avisó a los servicios de emergencia y Fabrizio, el hijo que Syliane tuvo con su primer marido Michel Pastor, el que le llamó a ella.

[Puedes leer: Familiares y amigos despiden a Palomo Linares]

A partir de esa llamada todo se ha nublado para esta mujer que siempre antepuso su felicidad al dinero. Primero contrajo matrimonio con el multimillonario Michel Pastor, al que conoció en su infancia y del que se separó al sentirse “en una jaula de oro”. Este gestor inmobiliario fue considerado una de las mayores fortunas monegascas y su riqueza solo era comparable en el país a la del príncipe Rainiero. Sin embargo, nada pudo comprar un amor que con los años se fue apagando, ni salvar una relación que solo se mantuvo unida por el hijo que tuvieron en común, Fabrizio, heredero de la fortuna de su padre a su muerte en 2014 y hoy principal apoyo de su madre.

Syliane Vilallonga
Syliane Vilallonga con su hijo Fabrizio Pastor durante el funeral de Jorge Bascones en Mallorca. / GTRES

En busca de una libertad que no poseía al lado de Pastor conoció al escritor José Luis de Vilallonga del que se enamoró perdidamente y con el que estuvo casada 25 años. Este matrimonio la bautizó para siempre como Syliane de Vilallonga y la convirtió en una de las mujeres más elegantes y reputadas de la alta sociedad mallorquina. A la pareja se les terminó gastando el amor y, aunque ella cuidó del biógrafo del rey Juan Carlos hasta el final de sus días, conoció a otro hombre por el que enseguida se volvió loca: Jorge Bascones.

[Puedes leer: Palomo Linares y Marina Danko: la ruptura que provocó un cisma familiar]

Syliane de Vilallonga
Syliane de Vilallonga junto a su marido Jorge Bascones en su casa de Andratx en 2009 / GTRES

Ni un multimillonario ni un aristócrata le habían dado nunca a Syliane lo que le aportó este artista bohemio afincado en Mallorca. Ambos hicieron de la casa de Andratx -en la que la diseñadora había vivido con Vilallonga- su propio refugio y en ella vivieron los años más bonitos de su vida desde que se casaran en 2005. Ahora esa felicidad se ha tornado funesta y aquella casa es el escenario del peor episodio imaginable. La tragedia ha llegado a la vida de una mujer que ya ha enterrado a sus tres parejas y que ahora lucha por recuperar una sonrisa de la que siempre presumió a lo largo y ancho del mundo.

Últimas noticias