El torero ha muerto a los 69 años

Sebastián Palomo Linares y Marina Danko: la ruptura que provocó un cisma familiar

Marina Danko
Marina Danko y Palomo Linares en una imagen de archivo (Gtres)

Este miércoles Sebastián Palomo Linares y Marina Danko hubiesen cumplido 40 años de casados. El destino ha hecho que esta efeméride y la muerte del torero se solapen en el tiempo y, como consecuencia, se eche la vista atrás para recordar un matrimonio que terminó como el rosario de la aurora. Durante más de tres décadas fueron una de las parejas más consolidadas del panorama taurino, pero, de repente, un día se les acabó el amor. “Yo no he dado ningún paso, lo han dado por mí. Me dijo que quería vivir solo y vivir su vida”, quiso aclarar la exmodelo colombiana en una sincera entrevista concedida a ‘¡Hola!’ tras la ruptura. Aquellas eran solo las primeras palabras de una guerra sin cuartel que prácticamente se mantenía hasta nuestros días. Palomo Linares ha muerto profundamente enamorado de su actual pareja, Concha Azuara, pero enfrentado a su exmujer y a sus tres hijos. Un enfrentamiento que comenzó el día que quiso separarse de su madre.

 

“Es algo que no termino de asimilar. Por mi parte no ha habido terceras personas, por la suya, él sabrá”, deslizaba Danko en aquella exclusiva que marcó un antes y un después en su historia de amor. Su matrimonio ya estaba roto, pero la irrupción de una mujer en la vida del matador dinamitaba la estabilidad familiar. Palomo Linares no solo rompía con su ex, sino también con sus hijos Sebastián y Andrés, que corrieron a posicionarse del lado de su madre cuando la ruptura ya era un hecho.

La mujer en cuestión que se cruzó en la vida del de Linares era Lilia López, una venezolana con la que el torero reconvertido en artista rehízo su vida tras su matrimonio con Marina Danko. Lilia tenía una hija, Jimena, que curiosamente inició una relación con Miguel, el hijo mediano de Palomo Linares que, dadas las circunstancias, fue el único que se mantuvo al lado de su padre.

Marina Danko
Marina Danko y Sebastián Palomo Linares en una imagen de archivo (Gtres)

La separación entre el torero jienense y Marina Danko también se había llevado por delante el matrimonio entre Miguel y su mujer, Marta González, o al menos eso aseguraba Danko y la propia Marta. “Tras la separación de los padres de Miguel, todo cambió”, confesó la hija de Dámaso González. Ella rompió con Miguel y él inicio una relación con Jimena, la hija de la novia de su padre, pero con el tiempo Miguel decidió tomar partido por su madre y Palomo Linares se quedó solo, enfrentado a sus tres hijos.

Sebastián Palomo Linares y Marina Danko (Gtres)
Sebastián Palomo Linares y Marina Danko (Gtres)

Con el mayor y el pequeño no se hablaba desde 2011, con Miguel, desde 2015 y, una vez roto su noviazgo con Lili López, su familia se redujo a Concha Azuara, una jueza de Valdemoro 29 años menor que se ha convertido en su principal compañía. “Le han abandonado”, decía Concha a ‘Vanitatis’ cuando Linares aún permanecía con vida en el hospital.

La muerte de Sebastián Palomo Linares trunca, como es lógico, cualquier posibilidad de reconstruir unas relaciones familiares que están rotas desde hace seis años. “Esto les ha unido bastante”, decía Jaime Ostos a LOOK sobre la tensa relación entre el torero y sus hijos. La unión ha durado mucho menos de los que esperaban.

Comentar

Últimas noticias