El 16 de abril de 2016 se hizo justicia para Manuel Díaz

‘El cordobés’, su vida un año después de las pruebas de paternidad

Los cordobeses
Ver Galería
CONSULTA NUESTRA GALERÍA / Gtres

Un año ha pasado desde que Manuel Díaz ‘El cordobés’ consiguiera que Manuel Benítez se enfrentara al juzgado de primera instancia número 4 de Córdoba para demostrar que era su padre biológico. Benítez respondió a este hecho y lo hizo acorralado gracias a una servilleta de papel obtenida por un detective privado que determinó que la probabilidad de que Díaz fuera su hijo era del 99,99%. Pero, pese a todo ¿ha cambiado realmente la situación desde entonces?

El primer giro a tener en cuenta para dar respuesta a esta pregunta es el cambio de actitud, tanto del padre como del hijo, desde aquel 16 de abril. Mientras que Manuel Díaz dijo en ´Hola´que ese fue “uno de los peores momentos de su vida”, su mujer, Virginia Troconis, declaraba a LOOK hace solo unos días que “este año está siendo uno de los mejores para Manuel”.

Manuel Benítez con Martina Fraysse y Julio Benítez
Manuel Benítez con Martina Fraysse y Julio Benítez / Gtres

Sin embargo, no ha surtido el mismo efecto en Manuel Benítez, cuyos cambios han sido mucho más fluctuantes desde que se demostrara que es el padre biológico de Manuel Jr. En un primer lugar mantuvo silencio sobre el tema, escudándose en otro asunto: su divorcio de Martina Fraysse. Consiguió, así, desviar  la atención de su paternidad, tantos años perseguida por Manolo -como sus amigos le llaman- quien , además, guarda un gran parecido físico con su padre. Algunos medios llegaron, incluso, a cuestionar el patrimonio del matador y que éste quisiera blindarlo para que Díaz no pudiera optar a nada en su legítima herencia.

Pero nada más lejos de la realidad. Manuel Benítez no solo rompió su matrimonio de 50 años, sino que con la llegada de su nueva novia, Maria Ángeles, su actitud pública con la prensa dio un giro de 180 grados y reconoció, por vez primera, a Manuel Díaz como hijo suyo, hace apenas unos meses. Sin embargo, padre e hijo aún no se han encontrado en la intimidad y como contó Vicky Martín Berrosal a LOOK, “es necesario y debería haber ocurrido desde hace ya mucho tiempo”.

Manuel Dïaz y Julio Benítez
Manuel Dïaz y Julio Benítez, victoriosos en Morón de la Frontera / Gtres

Con su hermano Julio, la situación es otra

De hecho, pese al reconocimiento público, Benítez ni fue a ver torear a Manuel junto a su otro hijo, Julio Benítez, en Morón de la Frontera el pasado 11 de marzo, ni lo hará en una segunda de similares circunstancias, en su propia tierra -Palma del Río-, el próximo 22 de abril. Tanto es así, que las últimas palabras del maestro hacia su hijo han sido las más duras de todo este último año: “Que me dejes tranquilo, Manolo. Que el día de mañana, oye ¿pues quién me dice que no? Pero que yo ya estoy harto de toros”.

 

En cambio, con su hermano Julio, la situación es otra. Desde que ‘El cordobés’ ganara la batalla legal que demostró la verdad que su madre ha defendido durante toda su vida, el acercamiento a su hermano biológico se ha ido cociendo a fuego lento pero con éxito. “Manuel y Julio están conociéndose y disfrutando el uno del otro”, relató Virginia Troconis a LOOK. Y es que, Manuel y Julio se han convertido en la pareja taurina de esta primavera gracias al imparable despegue de esta relación.

Entonces, ¿qué es lo que no ha cambiado todavía? Sin lugar a dudas, una relación paterno-filial que si bien parecía dar pasos al frente, no termina de cuajar sin un encuentro aún por establecer entre ambos que sirva para asentar las bases de todo lo que queda por hacer: que Benítez pueda conocer a sus nietos y que empiece a interesarse por un hijo del que tanto lleva renegando. El veterano torero puede estar tranquilo: su hijo Manuel ya ha dicho que no quiere nada suyo. Quizá solo su cariño.

Últimas noticias