DADA DE ALTA

Los verdaderos motivos del ingreso hospitalario de la hija de Soraya Arnelas

Soraya Arnelas
La cantante Soraya en una imagen reciente / Gtres

Por fin la hija de la cantante Soraya Arnelas ha sido dada de alta y se encuentra en su casa arropada por sus padres y abuelos tras pasar seis días ingresada. Fue este martes cuando el padre de la pequeña, Miguel Herrera, abandonaba el Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares) con Manuela en brazos y acompañado de su madre y de los padres de la cantante. Por desgracia, la artista estaba grabando en ese momento el programa ‘Pasapalabra’ y no pudo asistir a tan importante cita. Este centro médico está cerca de la casa de Soraya, hecho que no ha sido fortuito, sino buscado por ella, debido a su temor confeso de, en caso de emergencia, perder tiempo yendo a hospitales más lejanos y desconocidos.

Sus seguidores en las redes sociales han mostrado durante estos días una gran preocupación por la salud de su hija, lo que la concursante de ‘Operación Triunfo’ ha agradecido contando los motivos por los que tuvo que ingresarla: “Manuela empezó vomitando muchísimo. Ella es intolerante a la proteína de la leche, la lactosa, y se le complicó con una infección de orina”.

Rápidamente Soraya la llevó al hospital y, tras ser analizada, Manuela presentaba un cuadro médico peculiar, ya que al carecer de fiebre no se le podía detectar infección alguna. “Le han tenido que mirar los riñones para comprobar que todo estaba bien”, ha confesado la extremeña.

Afortunadamente, todo ha quedado en un angustioso trance del que la hija de Soraya ha salido ilesa y ha retomado la normalidad. Han remitido los vómitos, su sangre transita de manera habitual, la infección ha desaparecido y la prueba de riñones salió perfecta. Estas buenas nuevas han propiciado que el centro le dé el alta hospitalaria.

Soraya Arnelas
La cantante Soraya Arnelas y el modelo Miguel Herrera junto a Manuela / Gtres

La cantante -adelantándose a las posibles críticas en las redes sociales– se ha justificado sobre el porqué no ha estado acunando a su hija a la salida del centro: “Soy autónoma y necesito trabajar para comer”. También ha desvelado que su madre le reprende con asiduidad por la sobreexposición mediática a la que somete a Manuela: “Mi madre me ha echado un poco la bronca y me ha dicho que no exponga demasiado a la niña”. Ahora Soraya no hará partícipe a sus seguidores de los progresos de su hija con tanta frecuencia y le ha prometido a su familia tomar mayor distancia de Instagram.

Últimas noticias