Sin la presencia de sus hijos

Primeras reacciones tras la exhumación más esperada de los últimos años

exhumacion
Ver Galería
Exhumación de Leoncio González de Gregorio y Martí en Quintana Redonda. / GTRES

“Acabo de hablar con Rosario y ha dicho que está satisfecha, porque ve que se está cumpliendo su deseo”. Son las primeras palabras de Rosario Bermudo en boca de su abogado tras cuatro años de espera. Este jueves, la mujer, de 66 años, ha podido dar el paso más importante para demostrar ser hija de Leoncio González de Gregorio y Martí, el esposo de Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, más conocida como la duquesa Roja.

[Puedes leer aquí: Hablan los hijos de la duquesa Roja ante la inminente exhumación de su padre]

La exhumación del cadáver de Leoncio ha transcurrido con total normalidad, tal y como ya adelantó a LOOK el abogado de Rosario, Fernando Osuna. Se ha llevado a cabo en el cementerio de Quintana Redonda, Soria, en la misma cripta familiar de Leoncio, donde había tres ataúdes individuales. Ha durado algo más de una hora y media, tras comenzar en torno a las 10 de la mañana.

Primeras reacciones tras la exhumación más esperada de los últimos años
Exhumación de Leoncio González de Gregorio y Martí en Quintana Redonda. / GTRES

“Hemos estado presentes el juez, la secretaria, personal sanitario, personal del cementerio, el forense, el auxiliar y los abogados de las partes”, ha contado a LOOK Osuna. No ha acudido a la cita, sin embargo, ninguno de los hijos de Leoncio: “Solo han acudido dos abogados, de dos de los cuatro hijos”.

“Yo he decido no acudir porque me han dicho mis abogados que no hacía falta y es muy desagradable, no me quería quedar con esa imagen horrible”, ha contado a LOOK Pilar Medina Sidonia, duquesa de Fernandina, e hija de Leoncio.

Sí que han hecho acto de presencia dos nietos, José y Tomás, hijos de Pilar, aunque no han podido estar en el momento de la exhumación porque “el juez solamente permitía la entrada de descendientes de primer grado”.

José y Tomás
José y Tomás, durante la exhumación de su abuelo Leoncio. / GTRES

Tras la recogida del resto óseo de Leoncio, ahora falta que el Instituto de Toxicología de Madrid tome muestras de saliva a Rosario Bermudo y analice las dos partes para compararlas. Cuando el juzgado de Madrid tenga el resultado del análisis, que puede tardar en torno a un mes, convocará a las partes para un juicio. “A nosotros nos gustaría que fuera antes de verano, pero igual se demora al otoño”, confiesa Fernando Osuna.

Fernando Osuna
El abogado Fernando Osuna, durante la exhumación de Leoncio. / GTRES

De demostrarse que es hija de Leoncio González de Gregorio y Martí, Rosario Bermudo pasaría de tener un sueldo mínimo de pensionista -después de haber trabajado toda la vida como empleada doméstica- a poder optar a una herencia de, al menos, dos millones de euros.

Temas

Comentar

Últimas noticias