"Eran unas pruebas programadas"

Primeras declaraciones de Ortega Cano tras su alta médica

Primeras declaraciones de Ortega Cano tras su alta médica
El torero José Ortega Cano recibe el alta hospitalaria (Gtres)

José Ortega Cano (63) ha recibido el alta hospitalaria este lunes a las 11 de la mañana del Hospital Universitario Montepríncipe, situado en Boadilla del Monte (Madrid). El torero, acompañado por Ana María Aldón, ha querido “pedir disculpas” a la reportera a la que atacó verbalmente. “No fueron formas” y justifica que “ya se encontraba mal” dado que fue el día anterior a su ingreso. Sobre su estado de salud, cuenta que ha sido “un susto” ya que iba a hacerse revisiones programadas, pero le descubrieron anomalías en su estado de salud “que no estaban previstas” y han tenido que practicarle un cateterismo. Ahora “tendré que hacerme revisiones cada tres meses”.

El diestro fue ingresado de urgencia el pasado jueves y, según pudo saber LOOK, en un principio “se trataba de unas pruebas rutinarias programadas” según contó su cuñado, Aniceto. Precisamente, Mari Carmen, mujer de Aniceto, “ha tenido que quedarse ingresada por una infección de orina“. Ésto lo cuenta su propio marido, ya que tanto él como su mujer asistieron para acompañar a Ortega Cano en un primer momento, a sus pruebas.

Primeras declaraciones de Ortega Cano tras su alta médica
El torero José Ortega Cano y Ana María Aldón a su salida del Hospital Montepríncipe de Madrid (Gtres)

Además, el cuñado del torero contó a LOOK hace unos días que “no ha sido ningún infarto, ni ninguna angina de pecho, ni nada”. Este lunes, Ana María Aldón ha pedido que, por favor,  “tengamos paciencia” para Ortega Cano y “que se le cuide entre todos”.

[Puedes leer: Ortega Cano, Cayetano, Palomo Linares: los toreros opinan sobre el gesto de Manuel Benítez]

Un ingreso producido después de que perdiera los nervios con una reportera

No obstante, este ingreso alertó a la prensa ya que se produjo poco después de que Ortega Cano perdiera los nervios con una reportera: “¿Me dejas en paz? Tienes mucha cara. Déjeme tranquilo, por favor. No tiene educación”, le espetó.

Esto ocurrió, a su vez, en un contexto ataviado por las idas y venidas de José Fernando al calabozo, los habituales incumplimientos de la orden de alejamiento que le interpuso su exnovia, Michu, y los múltiples altercados con la policía. Acontecimientos que tienen al diestro muy alterado.

Comentar

Últimas noticias