Chábeli Iglesias celebra la mayoría de edad de su hijo más lejos que nunca de su tierra y su gente

El nieto mayor de Isabel Preysler, Alejandro Altaba Iglesias, cumple la mayoría de edad.

  • LOOK

Hace más de una década que no hay constancia gráfica de la visita del nieto mayor de Isabel Preysler a nuestro país. Alejandro Altaba Iglesias, el primogénito de Chábeli, la hija mayor de Isabel Preysler y Julio Iglesias que eligió Miami como lugar de residencia, cumple hoy 18 años y para el gran público es un ciudadano americano completamente desconocido.

Atrás, muy atrás, quedaron sus Navidades en España o sus viajes a Mallorca junto a sus padres para ver a su familia española. En Madrid se reencontraba con la familia materna, donde la abuela Isabel recibía con enorme ilusión al que entonces aún era su único nieto; y, en Mallorca, la familia de su padre abrazaba con la mismo ilusión al pequeño de la casa. Chábeli cumplió, desde que se casó con Christian Altaba en el 2001, con la costumbre de volver a casa por Navidad. Mamá Preysler, durante décadas, reunió a todos sus vástagos en torno al calor de su hogar para despedir el año. Ya en tierra patria, Chábeli aprovechaba para dar el salto a las Islas Baleares y estar también con parte de la familia de su marido, pero todo eso acabó hace mucho tiempo.

Las últimas fotografías del «pequeño» Alejandro en España son del 2010. Tenía ocho años y hacía junto a sus padres uno de sus últimos viajes familiares. A partir de entonces, fue Chábeli la que viajó sola a España para cumplir con compromisos laborales. Entre 2010 y 2015, la que estaba llamada a ser la sucesora natural de la reina de corazones aún tenía contrato de imagen publicitaria con varias firmas. Porcelanosa, por herencia natural de la casa, y Swaroski, que fue la última marca que la hizo posar para las cámaras. Concretamente, en noviembre del 2015. En Barcelona se puso por última vez ante un photocall para promocionar con su imagen una colección de joyas. Ahí se acabó el fenómeno. Años después, serían sus hermanas Ana y Tamara quienes cogieran el testigo publicitario de su madre. Chábeli nunca se sintió cómoda sobre unos tacones y mirando al objetivo, y tampoco lo ocultó.

Así que cuando vino al mundo su segunda hija, Sofía, en 2012 se planteó que su sitio estaba con su familia, muy alejada de los focos. Chábeli Iglesias echó raíces en Miami y, desde entonces, son su madre y hermanas las que viajan para visitarla. Vive en una zona residencial de lujo junto a su marido y sus dos hijos, lejos de todo bullicio y expectación.

Las últimas Navidades han sido las mujeres de la casa las que han cruzado el charco para estar con ella y con sus hijos, pero este año no ha podido ser porque la madre de Preysler está delicada de salud. En las próximas semanas, se espera que sean Isabel y Tamara las que cojan un avión para soplar las velas, con algunos días de retraso, de Alejandro, el niño prematuro que vino al mundo con solo 24 semanas de gestación pero que salió adelante sin problema. Un niño que ve desde la lejanía la fama de su abuela Isabel, novia de un premio Nobel llamado Mario Vargas Llosa, pero su abuela al fin y al cabo.

Lo último en Famosos

Últimas noticias