DESCANSO ESTIVAL

Brigitte y Macron, atípicas vacaciones en Marsella

Brigitte y Macron, atípicas vacaciones en Marsella
Brigitte y Macron en una imagen de archivo / Gtres

Estaba previsto que fuese uno de los secretos mejor guardados del verano, sin embargo, la prensa apenas ha tardado dos días en descubrir el pastel. Macron y Brigitte se han decantado por Marsella para sus primeras vacaciones tras llegar al Elíseo. En lugar de viajar hasta Le Touquet, donde tienen casa o aprovechar la residencia oficial de La Lanterne, la pareja ha preferido un destino completamente atípico y alejado de los convencionalismos.

Brigitte y Macron, atípicas vacaciones en Marsella
Brigitte y Macron en una imagen de archivo / Gtres

La elección de Marsella no es casual, como tampoco lo ha sido ninguno de los pasos que ha dado el matrimonio desde que se convirtieran en representantes del pueblo francés. Macron y Brigitte no dan puntada sin hilo. Hace unos días la Primera Dama se sinceraba por primera vez sobre su relación con el mandatario, una relación muy criticada desde el principio que, sin embargo,  ahora se ha convertido en estandarte de la lucha por el amor de verdad.

Brigitte y Macron, atípicas vacaciones en Marsella
Brigitte y Macron en una imagen de archivo / Gtres

[Vídeo] Brigitte Macron, otra primera dama en azul

Si al principio en el Elíseo no daban información sobre el destino elegido por la pareja para pasar el verano, parece que poco a poco se han ido relajando las directrices en este sentido. Según publican varios medios galos, el matrimonio lleva descansando desde el pasado día 10 y se encuentra alojado en la residencia privada del gobernador civil de Marsella, Stéphane Bouillon. La mansión se encuentra sita en una de las zonas más exclusivas de la ciudad, sobre un promontorio y en un callejón sin salida, de manera que resulta difícil el acceso a los curiosos.

Brigitte y Macron, atípicas vacaciones en Marsella
Brigitte y Macron en una imagen de archivo / Gtres

Aunque en principio se haya querido mantener al máximo la discreción respecto a las vacaciones de los Macron, lo cierto es que la pareja no se ha escondido, sino que ha llevado una vida completamente normal. El político ha continuado con su rutina deportiva – vestido con una camiseta del equipo local – eso sí, acompañado por su equipo de seguridad y junto, el matrimonio ha participado en algunas actividades culturales que le ha permitido acercarse aún más a los franceses.

 

Comentar

Últimas noticias