ENFERMA DE CÁNCER

El drama de Olivia Newton John

Olivia Newton John
Olivia Newton John en una imagen de archivo / Gtres

Fue una de las estrellas más prometedoras de los 70, sin embargo, los últimos años su vida ha estado sumida en una espiral de desgracias. Olivia Newton John era uno de los rostros más admirados no solo del cine, sino también una de las voces más privilegiadas de la música hace casi 40 años. Todas querían ser Sandy y que John Travolta las convirtiese en “chicas malas”. Pero como todo en la vida, su época de gloria también pasó.

El drama de Olivia Newton John
Olivia Newton John en una imagen de archivo / Gtres

La carrera de Newton John después de Grease no llevó la misma proyección que la de su compañero de reparto. La artista mantuvo un perfil mucho más bajo y hay varios aspectos de su vida a los que sus fans apenas prestan atención. La australiana fue absolutamente fagocitada por el personaje de Sandy, hasta tal punto que pocos recuerdan sus inicios como cantante o su participación en el Festival de Eurovisión de 1974.

[Puedes leer: Marta García, la presentadora que se rapó el pelo: “Bimba Bosé me ayudó con mi cáncer”]

A pesar de su aparente optimismo y su vitalidad, hay algo que lleva más de 25 años lastrando la vida de la artista. En 1992, cuando estaba preparando su regreso a la música, le diagnosticaron un cáncer de mama que la obligó a cancelar todos sus compromisos. La noticia de su enfermedad la recibió al tiempo que supo que su padre había muerto, dos duros golpes que la actriz afrontó con entereza y optimismo. Tras un intenso tratamiento que compaginó con su colaboración en varias campañas en pos de la detección precoz de la enfermedad, la artista volvió a la música en 1994. A partir de ese momento, parte de los beneficios recaudados con todos sus trabajos han sido destinados a la investigación contra el cáncer.

El drama de Olivia Newton John
Olivia Newton John en una imagen de archivo / Gtres

Su implicación en la lucha contra la enfermedad llega hasta tal punto que recaudó fondos de manera activa para la construcción del Olivia Newton-John Cancer and Wellness Centre de Melbourne. Sin embargo, pese a sus esfuerzos, el pasado mes de mayo, 25 años después de que se le diagnosticara la enfermedad, la artista anunció su recaída. Fue debido a un intenso dolor de espalda que los médicos descubrieron que su enfermedad se había extendido al sacro. La australiana se ha sometido a una serie de terapias naturales combinadas con varios ciclos de radiación en el centro que lleva su nombre.

El drama de Olivia Newton John
Olivia Newton John en una imagen de archivo / Gtres

Aunque todavía no puede cantar victoria, la actriz ha utilizado su cuenta de Facebook para compartir con sus seguidores la evolución de su tratamiento. Hoy, unos meses después, la inolvidable Sandy evoluciona favorablemente y responde bien a los tratamientos. Solo espera poder estar pronto al 100% para poder retomar sus compromisos profesionales. Mucho ánimo Olivia.

Últimas noticias