HIJOS SECRETOS

Deslices con consecuencias: Los vástagos ocultos de los famosos

Edmundo Arrocet, Heidi Klum y Briatore y Julio Iglesias
Ver Galería
PINCHA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA / Montaje Edmundo Arrocet, Heidi Klum y Briatore y Julio Iglesias / Gtres

Julio Iglesias ha sido el último en saltar a la palestra, pero ni mucho menos el primero al que le sale un hijo secreto. La noticia de la supuesta paternidad de nuestro artista más internacional del valenciano Javier Sánchez ha revolucionado los medios esta semana. Una historia que viene de lejos pero que vuelve a primera plana con la prueba de ADN que demostraría una coincidencia casi del 100 % entre ambos. 

Manuel Benítez y Manuel Díaz
Manuel Benítez y Manuel Díaz / Gtres

Pero Julio no es el único que a lo largo de los últimos años se ha enfrentado a una situación similar. Flagrante es el caso de Manuel Díaz y Manuel Benítez, “Los Cordobeses”. Casi medio siglo le ha costado al diestro que su “padre” le reconozca, a pesar de que el parecido entre ambos era innegable. Algo similar ocurre con Carlos Baute y José Daniel Arellán. En 2012 el venezolano reconoció la paternidad de José Daniel, fruto de un romance de juventud. Sin embargo, no tienen relación y el joven aún se encuentra en pleitos para poder utilizar el apellido de su famoso padre.

Carlos Baute y José Daniel Arellán
Carlos Baute y José Daniel Arellán / Gtres

Arnold Schwarzenegger tardó 10 años en reconocer que el joven Joseph Baena era hijo suyo. El exgobernador mantuvo una relación extramatrimonial con su propia empleada de hogar y, aunque desde un principio se hizo cargo de los gastos del niño, no quiso que la noticia saliera a la luz. Al final tuvo que admitir su paternidad a nivel público, lo que le costó el divorcio de María Schriver. Eso sí, ahora tiene una espléndida relación con su hijo.

Arnold Schwarzenegger y su hijo Joseph Baena
Arnold Schwarzenegger y su hijo Joseph Baena / Gtres

Y es que son muchos los famosos que no han querido reconocer su paternidad hasta que la Justicia les ha obligado. Es el caso de Joaquín Cortés, que tuvo a Samuel con su asistente Katie Asumu. Tampoco Eddie Murphy estaba muy convencido de ser el padre de la niña que tuvo Mel B unos meses después de romper su relación. Los británicos Jude Law y Hugh Grant, famosos por su encanto y galantería, también pecaron de infidelidad. Law tuvo una hija fruto de una breve aventura con su compañera de reparto Samantha Burke y Grant mantuvo el secreto de su hijo con  una conocida productora de televisión durante más de un año.

[Puedes leer: Primeras palabras de Edite Santos tras conocerse que su hijo es de Julio Iglesias]

La realeza es uno de los sectores más propensos a los hijos ilegítimos. El rey Don Juan Carlos hace poco vio como las demandas de Albert Solá e Ingrid Sartiau eran desestimadas y en Bélgica, el padre del actual rey, Alberto, sigue pendiente de las demandas de Delphine Böel. 

Boris Becker y su hija Anna
Boris Becker y su hija Anna / Gtres

Por si esto fuera poco, hay algunos casos más dignos de película que de historia real. Boris Becker tuvo una hija, Anna, solo al practicar sexo oral con la modelo rusa Angela Ermakova. Por increíble que parezca, la joven guardó el esperma del tenista para someterse después a una fecundación “in vitro”. Una maniobra más por interés que por puro placer.

[Puedes leer: ¿Qué hacía Isabel Preysler mientras se descubría al nuevo hijo de Julio Iglesias?]

Pese a que son muchos los VIPS que han pasado por el trance de admitir como propios a vástagos cuya existencia desconocían, también hay un gran número que ha visto cómo las demandas de paternidad quedaban en saco roto. Y es que la popularidad va irremediablemente ligada a la posibilidad de que a uno lo tachen de infiel y que otros tantos intenten aprovecharse y sacar beneficios.

Comentar

Últimas noticias