¿MANIOBRA ESTRATÉGICA?

Melania Trump se muda a la Casa Blanca

Donald Trump con su esposa Melania y su hijo Barron
Ver Galería
PINCHA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA / Donald Trump con su esposa Melania y su hijo Barron / Gtres

Melania Trump ya está en Washington. La esposa del Presidente ha decidido por fin abandonar su lujosa residencia de la Torre Trump en Nueva York para mudarse a la Casa Blanca, donde podrá ejercer todas sus funciones de primera dama.

[CONSULTA NUESTRA GALERÍA]

Donald Trump con su esposa Melania y su hijo Barron
Donald Trump con su esposa Melania y su hijo Barron / Gtres

Melania llegaba este mismo domingo a la capital estadounidense acompañada de su hijo Barron. Tan elegante como siempre, la exmodelo acaparaba todas las miradas con un sencillo look de pantalón crop, top sin mangas y un fastuoso bolso de Hermès. A su llegada a los jardines de la residencia oficial de EEUU, Melania se ha mostrado muy seria, pero no ha dudado en tener algún que otro gesto de cariño con su marido.

Donald Trump con su esposa Melania y su hijo Barron
Donald Trump con su esposa Melania y su hijo Barron / Gtres

Ha sido la propia Melania quien a través de su cuenta de twitter ha dado a conocer la mudanza a Washington. Una actitud que muchos tachan de maniobra política para que el matrimonio ofrezca una imagen de estabilidad y unidad.

En las últimas semanas, los medios no han cesado de publicar noticias sobre una posible ruptura de la pareja, con infidelidad por parte de Melania incluida. Con esta mudanza, los Trump ponen punto y aparte a su supuesta crisis y transmiten al país la imagen de felicidad que se les supone.

[Puedes leer: Melania Trump, ¿una mujer infiel y al borde de la separación?]

Frente a la actitud de los últimos días, en los que Melania se ha mantenido fría, distante y, en alguna ocasión, maleducada con Trump, esta vez, la tercera esposa del magnate le ha dado la mano, aunque sin poder disimular la tensión en su rostro.

Melania, Ivanka y Donald Trump
Melania, Ivanka y Donald Trump / Gtres

Con esta mudanza, la primera dama mata dos pájaros de un tiro. Por un lado consigue que los rumores contra ella cesen y por otro, se asegura de que Ivanka Trump, que vive en Washington, no ocupe su puesto junto al Presidente. Parece que Melania quiere dejar claro que la primera dama es ella y que nadie puede quitarle su sitio. 

 

Últimas noticias