IMPACTANTES REVELACIONES

Melania Trump, ¿una mujer infiel y al borde de la separación?

Melania y Donald Trump
Melania y Donald Trump / Gtres

Parece tenerlo todo, pero no es feliz. ¿Qué le pasa a Melania Trump? Desde que su marido llegase a la Casa Blanca, Melania ha adoptado el papel de primera dama, sin embargo, es un rol que por primera vez en la Historia tiene que compartir con la hija del magnate, Ivanka Trump y no parece estar muy contenta con su situación.

Melania y Donald Trump
Melania y Donald Trump / Gtres

Según ha publicado la periodista británica Monica Byrne, Melania querría divorciarse de Donald Trump. Una decisión que ya tenía tomada antes de que ganase las elecciones pero que ha retrasado por la situación. La cuarta señora Trump no solo no habría abandonado a su marido por permanecer junto a su hijo hasta que acabe el curso escolar, sino que se habría quedado en Nueva York por un motivo mucho más oscuro: su especial relación con el jefe de seguridad de Tiffany’s, situada en la Torre Trump. Una infidelidad hasta ahora desconocida que estaría detrás de los motivos de la primera dama para permanecer en la Gran Manzana.

Melania y Donald Trump
Melania y Donald Trump / Gtres

La polémica escritora asegura que la exmodelo se encuentra “atrapada en su matrimonio” y sin posibilidad de escapatoria desde que este accediera a la Casa Blanca. De hecho, hay quien asegura que el divorcio entre la pareja estaba más que acordado, pero los trámites se paralizaron en el momento en que Trump ganó las elecciones. Y es que no está muy bien visto un presidente divorciado y sin una mujer a su lado, sobre todo si se tienen en cuenta las ideas que defiende el republicano.

Melania Trump
Melania Trump / Gtres

El descontento de Melania es algo por todos perceptible. La mujer de Trump se muestra fría, apática, no sonríe… y los desaires hacia el Presidente no han hecho sino aumentar en los últimos días. Ya durante la Pascua corrigió a Trump por un error de protocolo y en su viaje a Europa no ha dejado de hacer gestos de desprecio hacia él.

[Puedes leer: Melania sí acertó… ¿quiénes han roto el protocolo ante el Papa?]

Aunque la separación no se haya confirmado, los gestos y actitudes de Melania confirman de facto el trance por el que pasa la pareja. Y es que además de los constantes gestos de desprecio, si las miradas hablasen, la separación sería ya un hecho.

Últimas noticias