En decadencia

Tiger Woods, al calabozo por conducir ebrio

Tiger Woods, al calabozo por conducir ebrio
Tiger Woods en el momento de su detención y en una imagen de archivo / Gtres

La espiral de decadencia de Tiger Woods (41) parece no tener fin. El que fuera número 1 del golf mundial fue detenido en la madrugada de este lunes por conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, tal y como han declarado las autoridades policiales.

[Puedes leer: Melania Trump reinventa ‘la cobra’ con su propio marido]

Los agentes dieron el alto a Woods en torno a las tres de la madrugada en la ciudad de Júpiter, una zona residencial de alto standing de Florida en la que reside el deportista. El ganador de 14 grandes fue acusado por los agentes de ‘DUI’ (driving under the influence), es decir, de conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol. Debido a ello, fue trasladado a la cárcel del condado de Palm Beach, donde permaneció el resto de la noche.

Tiger Woods
Tiger Woods en el momento de su detención

Sin embargo, pasadas tres horas, Tiger Woods fue puesto en libertad sin necesidad de depositar ninguna fianza, aunque la policía difundió la imagen tomada en el momento de su detención.

[Puedes leer: David Bustamante, Paula Echevarría y las consecuencias publicitarias de su ruptura]

Este arresto se suma a la lista de escándalos, infidelidades y problemas de salud que han dado al traste con la carrera de uno de los deportistas más destacados de nuestro tiempo.

Tiger Woods
Tiger Woods con la que fuera su mujer, Elin Nordegren, en 2009 / Gtres

Parece que su debacle comenzó en 2009, cuando se estrelló con su coche contra la verja de su mansión de Florida el Día de Acción de Gracias. Poco después comenzaron a salir a la luz las numerosas y constantes infidelidades a su mujer, Elin Nordegren, lo cual derivó en un mediático divorcio en 2010. Así, con una imagen pública deteriorada y serios problemas con su espalda, Tiger Woods ha ido alejándose de la competición al más alto nivel.

Temas

Últimas noticias