ENLACE EN PRIVADO Y POR SORPRESA

Los secretos de la boda de Miranda Kerr

Miranda Kerr y Evan Spiegel
Miranda Kerr y Evan Spiegel / Gtres

Una boda privada y en secreto. Así ha sido el enlace entre Miranda Kerr y el fundador de Snapchat Evan Spiegel. Aunque estaban comprometidos desde hace más de medio año, la pareja ha querido sorprender a sus escasos 50 invitados con una ceremonia clásica y lujosa en la mansión que comparten en Brentwood, California. Apenas sus familiares más cercanos y algunos amigos han podido ser testigos del ‘sí quiero’ de la pareja, además del pequeño Flynn, el hijo que la modelo tuvo con su ex marido, el actor Orlando Bloom.

Miranda Kerr y Evan Spiegel
Miranda Kerr y Evan Spiegel / Gtres

Flynn, con quien el ya marido de la australiana se lleva de maravilla, se convirtió en el auténtico protagonista del día. El pequeño de 6 años disfrutó como el que más en un día tan especial para su madre. Vesido con un traje de tres piezas, Flynn pasó toda la celebración corriendo de un lado para otro junto a las damas de honor y sin parar de reír, lo que le convirtió en la auténtica comidilla de la fiesta.

Según apuntan medios internacionales como People, todos los invitados llegaron en coches con los cristales tintados y se les recogió en puntos estratégicos para evitar que se pudiese filtrar cualquier tipo de imagen. Además, una enorme marquesina se colocó en el jardín donde se sirvió la cena, aunque antes hubo un cóctel al aire libre.

[Puedes leer: Así ha sido la boda de Miranda Kerr]

La ceremonia empezó a las 16:00 del pasado sábado y tan solo duró veinte minutos, tras los cuales un cuarteto de cuerda acompañado de un pianista tocó una de las canciones preferidas de Miranda, el tema de Disney “When you wish upon a star”. Según ha confirmado el mismo medio, para una boda tan pequeña, se emplearon muchos medios para que todo saliera perfecto. De hecho, tanto la modelo como el empresario se involucraron mucho en todos los preparativos.

La pareja optó por una decoración rústica pero muy cuidada. Mesas alargadas, bancos, manteles en color crema, helechos, hiedra y arreglos florales de rosas blancas y en color rosa claro. Miranda y Evan quisieron que en un día tan especial no faltase su perro, que fue otro de los grandes protagonistas del día y arrancó muchas sonrisas.

Miranda Kerr y Evan Spiegel
Miranda Kerr y Evan Spiegel / Gtres

La celebración se prolongó hasta altas horas de la noche con varios momentos muy emotivos por parte de miembros de ambas familias, pero sin duda, el instante más inolvidable de la noche fue cuando la modelo subió al escenario y dedicó la canción “You’re still the one” de Shania Twain a su recién estrenado marido.

Orlando Bloom no asistió a la boda. Según algunos medios, porque nunca recibió la invitación, según otros, porque tenía varios compromisos. Sea como fuere, lo cierto es que el actor sí felicitó a la pareja por su compromiso y lo único que realmente le preocupa es el bienestar de su hijo, que está encantado con su nueva situación.

 

 

Comentar

Últimas noticias