LA DEBACLE DE UNA "IT GIRL"

El declive de Ivanka Trump

Ivanka Trump
Ver Galería
PINCHA LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA Ivanka Trump / Gtres

Era uno de los espejos en el que se miraban la mayoría de las mujeres norteamericanas. Ivanka Trump representaba la elegancia, el éxito, la belleza… el prototipo de joven estadounidense que varias generaciones aspiraban a ser. Sin embargo, desde que su padre llegó a la presidencia del país, el halo de glamour que la rodeaba ha ido tornándose en algo completamente opuesto.

[CONSULTA LA GALERÍA]

Su visita al Papa hace apenas unos días ha sido el punto de inflexión para convertirla en blanco de todas las miradas, y no precisamente para bien. Y es que a pesar de que cumplió de manera estricta con el protocolo, su look no fue muy acertado desde el punto de vista estilístico. Han sido muchos los que han criticado la especie de velo que se colocó sobre la cabeza y que le daba un aspecto lúgubre y alejado de su imagen habitual. Ese día, Norteamérica decidió que Ivanka ya no es icono de estilo. 

Pero a pesar de que ahora parece que su figura está en declive, no siempre ha sido así. Su nacimiento en una de las familias más poderosas de la Nación de las oportunidades marcaría su destino. Ivanka sabía desde muy pequeña que estaba destinada a triunfar y que además, oportunidades no iban a faltarle. A pesar de que al principio no destacaba especialmente por su belleza, cuando tiñó su cabello de rubio su actitud ante la vida cambió. Ivanka, hija del magnate Donald Trump y la modelo Ivana Trump se convertía en una atractiva joven de la alta sociedad neoyorquina, centro de todas las miradas en cualquier fiesta de la Gran Manzana.

Ivanka, Melania y Donald Trump
Ivanka Trump mira a su padre Donald Trump besando a Melania

A partir de ese momento, su carrera personal y profesional no fue sino en ascenso. La joven nunca ha dejado de lado sus estudios, pero ha dedicado sus esfuerzos a la par a su faceta intelectual y a la estética, consciente de que una buena imagen es la mejor carta de presentación. Ella es, sin duda, el mejor apoyo para su padre, su verdadera mano derecha, aunque tiene una carrera propia en la industria de la moda.

[Puedes leer: La prensa árabe elogia el estilo de Melania]

Si sus primeros años en el mundo laboral la catapultaron a los puestos más altos, ahora parece que su descenso al Averno del mundo “it” es un hecho y es algo que está relacionado con la impopularidad de la política de su progenitor en muchos sectores. Ivanka está siendo testigo de cómo sus líneas de moda sufren grandes recortes de ventas y cómo su último libro no ocupa los primeros puestos en las listas de éxito. A pesar de esto, ella se mantiene fiel a su padre y se preocupa más de los temas políticos que incluso Melania Trump. Es la primera vez en la Historia que dos mujeres compiten por un papel protagonista en la Casa Blanca.

[Puedes leer: La firma de Ivanka Trump envuelta en una nueva polémica]

Aunque de momento no tiene problemas económicos, las cifras son lo único que no mienten y los letreros de descuentos de más del 40% en los productos de sus colecciones son algo que no se puede obviar. Estas ofertas no coinciden con un período de rebajas sino que son fruto de la compleja situación por la que pasan las empresas que preside la joven, que desde que está centrada en la política ha perdido interés. Y es que la combinación de “hija de”, intelectual, empresaria, madre trabajadora e “it girl” resulta casi de ciencia ficción; mucho más para una sociedad en la que la figura de Ivanka ya estaba asociada a otro perfil; un perfil que antes se quería imitar, pero ya no.  Solo hace falta un poco más de tiempo para presenciar su caída definitiva del Olimpo de las “it girls”.

 

Temas

Últimas noticias