Michelle llegó el fin de semana para acompañarle

Obama se relaja en el exclusivo resort de Marlon Brando

Obama se relaja en el exclusivo resort de Marlon Brando
Barack Obama disfruta de su nueva vida / Gtres

Empezó en Palm Springs, pero ahora está en la Polinesia Francesa. Parece que Barack Obama se ha propuesto hacer más kilómetros que Willy Fog en “La vuelta al mundo en 80 días” y es que, tras ocho años al frente del Gobierno de Estados Unidos, el expresidente se ha ganado un descanso junto a su mujer.

[Puedes ver: Millones de euros y mucho photoshop: así es el retrato oficial de Melania Trump]

Playas de arena blanca, aguas turquesa, deporte y relax. Así está siendo esta última semana en la vida de Obama. Pero también mucho lujo, porque el exmandatario se ha alojado en uno de los hoteles más exclusivos del mundo. Nada más y nada menos que en el Brando, situado en la isla de Tetiaroa, a 30 millas de Tahití.

A la zona se accede mediante avión privado desde Tahití

Un destino más que exótico que en el pasado era residencia de reyes y jefes de Estado, hasta que el actor Marlon Brando compró la isla en 1967 y construyó un hotel que se caracteriza por su exclusividad, privacidad, discreción, lujo y un largo etcétera que sin duda está haciendo las delicias del expresidente. No sin razón Leonardo DiCaprio lo escogió como destino para su último cumpleaños.

Obama
Obama en imagen de archivo / Gtres

[Puedes ver: Así es el cabello natural de Michelle Obama]

A la zona se accede mediante avión privado desde Tahití y el resort tiene capacidad para un máximo de 84 huéspedes en 35 suites, cuyo precio mínimo es de 3.000 dólares por noche. No en vano ha sido calificado como uno de los mejores hoteles del mundo por la prestigiosa revista “Traveller”.

Aunque Obama ha pasado unos días solo, la prensa local asegura que Michelle llegó el fin de semana para acompañarle y se les ha podido ver juntos nadando, practicando paddlesurf o paseando por la isla.

A pesar de que se trata de un período vacacional, el exmandatario está aprovechando esta etapa para trabajar en sus memorias, en las que no solo reflejará su etapa al frente de la Casa Blanca, sino también otros pormenores de su carrera política.

Esta parada ha sido la última, de momento, del largo periplo de Obama desde que Trump llegó al Gobierno. Primero estuvo en casa del exembajador en España James Costos, en la exclusiva zona de Palm Springs, donde pudo disfrutar del golf, uno de sus deportes favoritos. Más tarde, se alojó en la isla que Richard Branson tiene en el archipiélago de las Islas Vírgenes Británicas y, a continuación, visitó Washington y Hawaii. No sabemos si Tahití es su último destino aunque, claro está, después de dejar la Casa Blanca, cualquiera necesitaría unos meses para recuperarse.

Comentar

Últimas noticias