Llevan diez años sin hablarse

Habla la hermanastra de Meghan Markle: “Es una trepa”

Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan Markle y el príncipe Harry en imágenes de archivo / Gtres

Llevan diez años sin hablarse, pero ha bastado que su nombre se haya relacionado con el del príncipe Harry para que Samantha Grant no haya perdido la oportunidad de contar en un libro todo lo que sabe de su hermana Meghan Markle.

[Puedes leer: La supuesta stripper que estuvo con Harry en Las Vegas]

Mientras en Inglaterra todos piensan en la posible boda real, al otro lado del charco las cosas se tornan de otro color. Si ahora las niñas sueñan con ser abogadas, médicos, periodistas u otras grandes profesionales, la hermanastra de Markle asegura que, desde el principio, ella apuntaba mucho más alto. De la misma manera que Carole Middleton se ocupó personalmente de que su hija coincidiera con el príncipe Guillermo e influyó, directa o indirectamente, en que ambos se enamoraran, Samantha Grant insinúa que Meghan Markle tenía un plan trazado desde el primer momento para llegar hasta Harry.

A sus 52 años y enferma de esclerosis múltiple, lo único que ha compartido con Markle es el padre. Samantha tuvo que ver cómo su padre abandonó a su madre y se casó con la de Meghan, de quien también se separó cuando ella tenía 6 años. Samantha nunca superó la ruptura de sus padres ni tampoco el éxito de su hermana, a quien ha criticado asiduamente a través de las redes sociales.

Meghan Markle
La actriz Meghan Markle en los últimos Premios CFDA en Nueva York / Gtres

La propia madre de Samantha defiende a Meghan

Sin embargo, la propia madre de Samantha ha defendido a Meghan de las críticas de su hija, con quien no tiene relación desde hace tiempo: “Meghan es muy guapa y muy educada. Nunca he escuchado nada negativo de nadie sobre ella, solamente de Samantha, que lleva intentando perjudicarla los últimos veinte años. Todo lo que dice es mentira”, asegura la primera mujer del padre de Markle.

Grant asegura que Meghan abandonó a su familia porque era una carga en su camino hacia la fama, y se ha aprovechado de las causas benéficas en las que participa para acercarse a la Familia Real. Pese a todo, Samantha cree que todo lo que tiene intención de contar no será negativo: “Quizá haya cosas que le gusten o que, con el paso del tiempo, cuando madure, pueda entender”.

Samantha no le ha perdonado a Meghan que se marchase a estudiar cuando a ella le diagnosticaron esclerosis múltiple. Cree que su deber como hermana era estar con ella y renunciar a su sueño de convertirse en actriz. Es por esto que no tiene reparos en acusarla directamente y sin tapujos de ser una “trepa”.

Últimas noticias