Mi casa es la vuestra

Bertín Osborne y el joven cantante Adrián Martín: emotivo reencuentro en “Mi casa es la vuestra”

Bertín Osborne y Adrián Martín
Bertín Osborne abraza emocionado al joven cantante Adrián Martín./Mediaset

En esta ocasión, la encargada de cursar las invitaciones al programa fue la presentadora Paz Padilla.

Nada más empezar el programa, Bertín y Paz rindieron homenaje al humorista Chiquito de la Calzada.

Prometía ser un programa diferente y así ha sido. En esta nueva entrega de “Mi casa es la vuestra”, Bertín Osborne ha seguido ejerciendo de gran anfitrión, pero la organización ha recaído en Paz Padilla. Nada más empezar, la presentadora y actriz se encontró con Pocholo Martínez Bordiu, con quien ha demostrado tener una gran química. El que fuera ícono televisivo de principio de la década pasada fue el encargado de ir recogiendo algunos de los invitados sorpresa.

Mientras tanto, en la casa, Paz charlaba animadamente con el presentador. Ambos recordaron a modo de homenaje al humorista Chiquito de la Calzada. Gran amigo de los dos, se mostraron muy emocionados al constatar que al final consiguieron su propósito: que le concedieran la medalla de Andalucía 2018 a titulo póstumo. Pero esa era solo la primera emoción de la noche.

Fue una velada cargada de sorpresas. Al cantante y a la presentadora se le juntaron varios amigos: la vecina de Paz, Luci Vera, Rufino Nuñez, Pablo Carbonell, los cocineros del Masterchef Junior, Paula y Jefferson, y el Mago Tomás. Un grupo amplio de gente, con historias y vidas distintas pero con un denominador común: la diferencia como suerte y no como un lastre. De hecho, esa podría ser una de las moralejas a retirar del programa de este viernes.

Pablo Carbonell llegó con un mensaje cargado de esperanza. Su hija, de tan solo 9 años, padece artrogriposis múltiple congénita, y ha debutado en el cine, anda y baila a pesar de las nefastas expectativas que le dieron los médicos. Toda una historia de superación de la que el actor y cantante no duda en hablar con máximo orgullo pero también con máximo respeto: “mi hija puede cambiar el mundo”. Un padre orgulloso que no duda en dar gracias a la vida por la fortaleza que demuestra su pequeña.

La última parte del programa fue la guinda sobre el pastel. De repente llegó él: Adrián Martín. El joven cantante, que a principios de año fue operado tres veces en una semana, volvía a la televisión. Más recuperado, el artista, que padece hidrocefalia y malformación congénita en los brazos, reaparecía en casa de Bertín con su enorme sonrisa. Nada más llegar, con un ramo de flores para Fabiola Martínez, Adrían le dijo emocionado al presentador: “Bertín, te quiero”.

Tras fundirse en un largo abrazo, Osborne no pudo contener las lágrimas de la emoción: “cuanto me alegro de verte así de bien, campeón”. Fue, sin duda, uno de los momentos más especiales de este inicio de temporada. Bertín estaba tan emocionado, que tras charlar con el pequeño, se tuvo que levantar del sofá para no seguir llorando ante las cámaras. Al final le dijo: “solo con verte me has alegrado el verano”. Un final de programa de lo más emotivo, donde se pudo apreciar el lado más sensible de Bertín Osborne.

Lo último en Famosos

Últimas noticias