Las cifras que lo demuestran

Belén Esteban arrasa y estas son las cifras que lo demuestran

Belén Esteban se alza en el pódium de las exclusivas más vendidas y comparte primeros puestos con la boda de William y Kate de Inglaterra, duques de Cambridge, y la del torero Francisco Rivera con Lourdes Montes

Belén Esteban
Belén arrasa/ Gtres

El huracán levantado por la boda de Belén Esteban, la exclusiva y el intento de reventarla, deja tras la tempestad mediática los datos sobre la mesa. La boda de Belén, sí esa novia de San Blas, blanca, radiante, casada en segundas nupcias y con portada para ella sola en la revista Hola!, se alza en el pódium de las exclusivas más vendidas y comparte primeros puestos con la boda de William y Kate de Inglaterra, duques de Cambridge, y la del torero Francisco Rivera con Lourdes Montes. Esteban, bronce. Además de disparar la audiencia televisiva con los detalles, secretos y entresijos de su boda durante toda la semana posterior al enlace, Belén ha arrasado en el quiosco y cubre la tirada, casi 600.000 ejemplares, lo que se llama un agotado técnico.

Diez días después de su boda seguimos hablando de ella; algunos están hasta la coronilla, que también los hay, no crean. Pero es innegable el triunfo de esta mujer de origen sencillo, estudios básicos y vida mediática. Quedará como protagonista del número 3.909 para siempre y del revuelo que se ha montado con la celebración del enlace que ella misma se encargó de blindar. Móviles fuera, control de seguridad a la entrada. «Quería que mis invitados se sintiesen cómodos», explicó Belén en su Deluxe post boda.

Belén Esteban
Boda de Belén Esteban en la portada de ¡Hola!

La exclusiva era valiosa y había, además, que protegerla. No todo el mundo que va a una boda está a la altura, me refiero a los que olvidan la educación y el sentido común en casa. Si vas invitado y te ruegan no utilices los teléfonos móviles ni captes fotografías, lo suyo es respetar a los novios, que para eso eres un invitado elegido por los contrayentes y no un paparazzo a la contra, dicho sea con el mayor respeto para los buenos paparazzi.

Recuerdo cómo en la boda de Francisco Rivera y Lourdes Montes en la finca familiar de Ronda, en septiembre de 2013, se publicó que se habían incautado los móviles para proteger la exclusiva. Se escribió en titulares, pero era falso. Había exclusiva, sí, pero los móviles nunca se requisaron. Fake news nunca rectificada. Estuve allí. Lo sé cien por cien. Jamás se incautaron ni se requisaron los celulares. Tanto es así que hubo invitados que saltándose las más mínimas normas de educación y respeto comenzaron a realizar fotos sin ningún tipo de pudor. Una cosa llevó a la otra y así fue como una invitada envió varias imágenes al móvil de un colaborador televisivo que casi infarta cuando las recibe.

Francisco Rivera
La boda de Francisco Rivera y Lourdes Montes ha sido la boda española más vendida en Hola!

 

Por supuesto las ofreció y en pocos minutos y a golpe de clics, se pudieron ver fotografías del interior de la finca en las ediciones digitales de algunos medios que, sin tener los derechos correspondientes, decidieron publicarlas. Hola! los demandó y se solicitaron medidas cautelares en orden a que retiraran esas fotografías ‘robadas’ que corrieron como la pólvora vía teléfono móvil. Se llegó a un acuerdo transaccional y las imágenes desaparecieron de donde nunca debieron estar. No hubo juicio, ni tampoco sentencia. No se trataba de la privacidad de los contrayentes quienes iban a difundir su boda en un medio de comunicación, de hecho, Rivera nunca demandó. Fue la revista la que exigió que se retirara un material cuyos derechos ostentaba en exclusiva. Bien sabía Hola! que era de ley, lo había vivido en primera persona. Se repetía la historia, pero al revés: el semanario británico Ok! demandó a la edición inglesa de su propiedad, Hello!, por las fotografías de la boda de Michel Douglas y Catherine Zeta-Jones, celebrada en Nueva York en 2000. Tras seis años de batalla legal, la Cámara de los Lores, máxima instancia judicial en Inglaterra, confirmó el derecho de Ok! a publicar en exclusiva las fotos, por las que pagó 1,5 millones de euros, sin embargo no entendió que Hello! hubiera perjudicado al medio. Una decisión salomónica que se tradujo en 8 millones de libras en costas compartidas.

Belén Esteban
La colaboradora ha conseguido acaparar la atención del público con su boda/ Gtres

La boda de Fran y Lourdes llegó el día previsto a los quioscos y fue un éxito de ventas. La boda española más vendida. Belén Esteban ha conseguido que la suya con Miguel Marcos no se filtrase, que nadie hiciera selfis, pese a que hubo intentos de ´robar´-como lo llamamos en el argot periodístico- imágenes de la novia, el novio y otros familiares. La exclusiva la dio solo el medio con el que la Esteban había llegado a un acuerdo. Cada uno hace su trabajo. Unas veces se gana; otras, no.

Ya con los datos sobre la mesa, Belén gana, arrasa en ventas. Su exclusiva, esa que consigue y publica un solo medio, el que se reserva todos los derechos, ha ganado la batalla sobre todo en los quioscos. Como me dijo Belén: “Todo ha salido como Miguel y yo queríamos”.  [| [LEER MÁS:El sueldo ‘millonario’ por el que compite la novia de Kiko Matamoros

Lo último en Famosos

Últimas noticias