Boda

Las tres grandes ausencias de la boda de José Ortega Cano y Ana María Aldón

Rocío Carrasco
Rocío Carrasco, en una fotografía de archivo / Gtres.

Con sorpresas pero con tres ausencias muy destacables, así ha sido la boda entre Ortega Cano y Ana María Aldón.

La expectación era máxima en la finca El Maestre de Sanlúcar de Barrameda. La boda de José Ortega Cano y Ana María Aldón, tras seis años de noviazgo y un hijo en común, copaba todos los focos del mundo del corazón. El viudo de Rocío Jurado rehacía su vida con la diseñadora y anunciaba a los cuatro vientos que todo el mundo de la familia estaría invitado. Tanto que el mismo Antonio David Flores ha acudido a la celebración, contra todo pronóstico. Ha habido tres grandes ausencias, una esperada, otra que era incógnita y una sorpresa.

Rocío Carrasco, la ausencia más esperada

Rocío Carrasco, la hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco, era la ausencia más esperada de todas. Pese a que José Ortega Cano afirmó que la había enviado invitación, LOOK pudo confirmar que Rocío Carrasco y su marido, Fidel, no acudirían a la ceremonia. Más allá de la sorpresiva presencia de su ex marido, Antonio David Flores, la situación actual de Carrasco con su hermana Gloria Camila, no es la ideal. La no autorización de Rocío Carrasco para abrir el museo de Rocío Jurado en Chipiona es el último de sus enfrentamientos.

Amador Mohedano
Amador Mohedano, en imagen de archivo / Gtres.

Amador Mohedano, en duda hasta el final 

La presencia de Amador Mohedano, el hermano más mediático de Rocío Jurado, ha estado en duda hasta el final. Pese a que su relación con José Ortega Cano es buena, finalmente Amador ha decidido no acudir a la celebración. Allí habría coincidido con su ex mujer, Rosa Benito. Pese a que en los últimos tiempos el hacha de guerra se ha enterrado entre ambos, sus coincidencias se cuentan como muy escasas.

José Fernando Ortega
José Fernando Ortega, en el bautizo de su hija / Gtres.

José Fernando Ortega, la sorpresa 

Ha sido la ausencia más sorpresiva de todas. José Fernando Ortega no ha podido acudir a la boda de su padre con Ana María Aldón.  José Fernando se encuentra ingresado en la clínica San Juan de Dios de Cienpuzuelos, recuperándose de sus problemas, tal y como confirmó el propio Ortega Cano en una entrevista con ¡Hola!. Horas después, el diestro ha declarado que su hijo no pudo asistir por un papel del juzgado: «Lo he sentido muchísimo, él ha sido la gran falta», aclaró Ortega Cano. Quien sí ha acudido a la ceremonia ha sido Michu, la madre de la hija de José Fernando, con la pequeña en los brazos. 

Últimas noticias