Sabemos cómo se gestó el fichaje de la influencer

Alejandra Rubio y Kiko Matamoros, compañeros de trabajo

Alejandra Rubio y Kiko Matamoros
Alejandra Rubio y Kiko Matamoros, compañeros de trabajo

La joven ha sido muy bien acogida por la organización de 'Oh my club', una de las discotecas de moda en Madrid.

Alejandra Rubio ha comenzado el año estrenando nuevo empleo. Como joven independiente que es, la hija de Terelu Campos se ha lanzado al terreno profesional dando un giro de 180 grados respecto a lo que hasta hace nada era su única dedicación: cursar estudios de moda en el IED de Madrid. Además, de su aventura televisiva en MTMAD, la joven ha comenzado a trabajar como relaciones públicas en ‘Oh my club’, una sala de fiestas madrileña que se ha convertido en el sitio de referencia para las celebrities y los rostros conocidos de la capital. Este lugar -que abrió sus puertas a finales de noviembre de 2018- se ha hecho muy popular en los medios de comunicación por Kiko Matamoros, que forma parte del equipo de este negocio-. Pero, ¿cuáles son los motivos para que esta discoteca haya decidido contar con ella?, ¿hay alguna amistad ‘desconocida’ tras su contrato? y ¿ha tenido algo que ver Matamoros en ello? Look se ha puesto en contacto con la dirección de la sala de fiestas para conocer las razones para que se haya hecho efectiva esta colaboración con Alejandra Rubio, una joven que promete ser algo más que una simple ‘it girl’.

Alejandra Rubio
La joven ha sido muy bien recibida por el equipo de ‘Oh my club’/ Gtres

«Es una chica estupenda, un amor, y estamos muy contentos de que esté con nosotros», dice a este digital la gerente de reservas de ‘Oh my club’. Palabras a las que se suma las del director de la discoteca, Rafael de Gonzalo, quien revela a este medio las razones por las que el perfil de Alejandra les interesó para su proyecto: «es importante que tenga seguidores, pero también lo es que conoce a mucha gente buena que después viene». No cabe duda de que la nieta de María Teresa Campos quiere marcar su propio camino profesional, lo que no quita para que su apellido esté presente en algunos aspectos de su vida, tal y como dejan caer los responsables de la sala que ha consultado este medio:»su madre es amiga del director de la sala y existe cierta confianza entre nosotros. Algunos familiares ya han venido a apoyarla a nuestro local, eso también es positivo para nosotros». Pero no solo es Alejandra Rubio quien ha comenzado a trabajar en la sala de fiestas, su novio, Álvaro Lobo, también ha sido contratado como dj. «Realmente nosotros hemos fichado a los dos, a su chico y a ella. El sábado le hicimos una especie de prueba y no solo nos gustó a nosotros, también gustó muchísimo a los clientes», dice el director de la sala. Sin embargo, de manera oficial comenzaron a trabajar este mismo fin de semana. «Este viernes (1 de febrero) ha sido su primer día», apunta.

Alejandra Rubio
Su chico, Álvaro Lobo, también trabajará como dj en la discoteca/ Gtres

Este medio ha querido ir un paso más allá y profundizar sobre las condiciones laborales que Alejandra Rubio ha aceptado en su nuevo empleo, asunto que el director de ‘Oh my club’ nos ha desvelado. «Las condiciones laborales de cada RPP son acordadas con cada uno. En el caso de Alejandra y su chico trabajarán tres días a la semana», explica Rafael de Gonzalo. Para finalizar, desde esta sala de fiestas han querido transmitir que esta oportunidad puede ser una experiencia muy positiva para la hija de Terelu Campos, una aventura que la sumerge en el terreno laboral y que tendrá que coordinar con el estreno de su próximo reality en la plataforma digital MTMAD (Mediaset).

¿Qué opina Kiko Matamoros sobre Alejandra Rubio?

Quien ha preferido no hacer declaraciones a este medio sobre esta nueva aventura profesional de Alejandra Rubio ha sido Kiko Matamoros. El colaborador de ‘Sálvame’ y compañero de Terelu Campos ha preferido mantenerse en silencio y dirigirnos al director de la sala para que fuera él quien respondiese a las preguntas sobre este asunto. Gesto que denota que para Kiko mezclar amistad con negocios, en ocasiones, no es una buena idea.

Últimas noticias