ENTREVISTA EXCLUSIVA

Roberto Leal: “Ningún presentador de OT se ha puesto en contacto conmigo”

Roberto Leal
Roberto Leal durante una de las galas de OT/Gtres

En los últimos tres meses la vida de Roberto Leal (38) ha dado un giro de 180º. Tras ser padre por primera vez el pasado mes de julio, el sevillano emprendió en octubre de 2017 la que sería su gran oportunidad profesional, presentar ‘Operación Triunfo’. Pese a que Leal ya era uno de los rostros más habituales de la pequeña pantalla, ponerse al mando del talent show ha significado para él su lanzamiento definitivo. Algo que unido al gran éxito cosechado por el formato, lo ha encumbrado como uno de los presentadores más queridos del país. La naturalidad y la cercanía han sido dos de sus grandes armas para enamorar tanto al público como a los propios concursantes, algo que ha jugado a su favor semana a semana.

[Amaia (OT) la lía en Instagram: “¡Me van a matar mis padres!”]

Roberto Leal ha demostrado en poco más de tres meses su profesionalidad, un dominio del directo con el que ha logrado salvar momentos difíciles que, de no ser por él, se hubiesen ido al traste. Un reto nada sencillo que el presentador ha conseguido aprobar con nota. Su simpatía no solo está presente frente a las cámaras, y es que frente al aluvión de medios que se han interesado por él en los últimos meses, el sevillano se ha mostrado en todo momento cordial y accesible. Atravesando el que posiblemente sea uno de los mejores momentos de su vida, Roberto revela a LOOK algunos de los detalles que han rodeado al fenómeno ‘OT 2017’. Un éxito que sin su presencia no hubiera sido lo mismo:

PREGUNTA: ¿Qué sensación le ha quedado tras terminar con tanto éxito este formato?

RESPUESTA: Muchísima satisfacción y mucha felicidad. Existía mucha nostalgia sobre el formato y era un reto muy complicado retomarlo, pero gracias al trabajo de todo el equipo, al casting y a eso que yo le llamo ‘magia’ ha salido todo muy bonito.

[Del blanco y negro al ‘braless’: el estilo de Amaia, la ganadora de OT, sobre el escenario]

P:¿Cómo ha afrontado su familia su repunte de popularidad en los últimos meses?

R: Ellos lo llevan con naturalidad, realmente estaban acostumbrados a verme en televisión, pero obvio que esto ha sido una exposición más grande. No se está convirtiendo en nada agobiante tampoco. Mi familia me ha apoyado mucho, sobre todo mi mujer, ella trabaja en esto y conoce cómo funciona este mundo.

P:Hace unos días Sara (mujer de Roberto) colgó un tuit donde se quejaba de que habían intentado saber la dirección de su casa haciéndose pasar por una empresa de envíos ¿Qué sensaciones se mueven dentro de usted cuando ocurren cosas de este estilo?

R: Se ha magnificado mucho este tema. Mucha gente ha creído que había sido un fan o alguien que nos quería acosar, pero no ha sido así. Todo esto lo provocó la llamada de un compañero que se hizo pasar por una empresa de mensajería para averiguar la dirección. Ella se disgustó porque la engañaron, y además porque jamás hemos puesto reparos en acceder a los medios de comunicación que se han interesado en mí. Se entiende que ahora, que estoy más en boca de la gente, y mi vida interese más, pero tanto mi mujer como yo nos dedicamos a esto y entendemos cómo funciona este negocio. Nos molestó la forma.

P: ¿El ser padre le ha hecho tener una actitud más protectora hacia los chicos de OT?

R: No lo sé, la verdad es que mi niña tenía cuando comenzó OT tan solo tres meses y tampoco me dio mucho tiempo para saber ser papá o no. En realidad, creo que no, yo he sido un gran seguidor del formato en sí, y me involucrado mucho.

Roberto Leal Amaia Alfred
Roberto junto a Amaia Romero y Alfred García /Gtres

P: Lozano, Jesús Vázquez, Pilar Rubio…¿Alguno de los presentadores de OT le ha llamado para felicitarle?

R: No, y no tendrían porqué. No conozco personalmente a ninguno de ellos, ni tampoco comparto círculo cercano con ninguno. Imagino que se habrán alegrado de que el formato haya conseguido el éxito que ha tenido.

[La pesadilla tras el triunfo: hablamos con los ganadores de OT]

P. ¿Cómo valoraría el crecimiento profesional que ha experimentado como presentador desde la primera gala a la última?

R: Mi familia siempre pensó que terminaría presentando un formato como OT, ellos estaban convencidos. En la gala 0 yo hice todo tal y como estaba marcado, las posiciones de cámara, respetando los tiempos… Una conversación con mi mujer después de esa noche me hizo cambiar el chip, ella me dijo “has aprobado, ahora te toca aprender a disfrutarlo”. A partir de ahí todo fue a más.

P: Su madre asistió a la última gala, ¿Cómo lo vivió ella desde plató?

R: Mi madre estaba encantada de la vida. Conoció a su ídolo de toda la vida, que es Raphael, la hicieron cruzar la pasarela corriendo…disfrutó muchísimo. Ese fue uno de los momentos que yo me llevo de esta edición.

P: En la final pudimos ver que los fallos técnicos jugaron una mala pasada. ¿Cómo afrontó esta situación?

R: Fueron 20 minutos que se me hicieron un poco largos. Se estropeó la mesa grande de sonido y al no haber publicidad en TVE aquello no podía arreglarse en pleno directo. Lo único que se me pasaba por la cabeza es que estaba haciendo un programa en directo y que estas cosas podían pasar. El público en plató no me escuchaba, eran unas 500 personas que se portaron genial y que aguantaron ahí sin oír lo que estaba diciendo. Tengo que agradecer lo bien que se portó David Bisbal, que no pudo cantar pero que salió como todo un caballero al escenario y cantó a capela para el público. Le resté importancia cuando al otro día ningún compañero me hizo especial alusión al tema, la gente solo hablaba de que Amaia había ganado. Al final lo salvamos.

David Bisbal
Aunque un fallo técnico impidió que David Bisbal realizara su actuación en la gala final de OT, el presentador supo salir del paso /Gtres

P: De cara a la próxima edición de OT, en la que seguramente vuelva a ser el presentador, ¿Qué cambios le gustaría que se produjeran en el concurso?

R: Se ha publicado que en marzo regresaba OT, eso es una barbaridad. El formato se renueva en marzo y vuelve en otoño como fue el año pasado. Yo estoy muy vinculado emocionalmente con OT, si me dan la oportunidad solo quiero empezar con mayor seguridad que en mi estreno. En cuanto al concurso, imagino que se reforzará el trabajo de redes sociales y se añadirá alguna novedad, es donde creo que se irán los tiros de cara al año que viene. Creo que en esta edición se ha escuchado a la audiencia en cuanto a las canciones que se han cantado, hacer dúos…eso ha sido la clave del éxito. La forma de consumir televisión ha cambiado, y eso lo han sabido ver este año.

P: ¿Alguna anécdota que pueda contar y que no haya sido captada por las cámaras?

R: La verdad es que ha sido una edición donde todo ha resultado ser muy transparente. Si de algo me acuerdo es del gran nerviosismo que tenían Amaia y Alfred en la rueda de prensa de Eurovisión. Ellos no se habían enfrentado a la prensa aún, y estaban atacados. Me gustó mucho y a la vez me sorprendió el gran respeto y cariño con el que los compañeros periodistas trataron a los chicos, eso es una muestra más del gran cariño que todo el mundo ha tenido a los concursantes de la edición.

P: ¿Cómo de cierto es ese ‘buenrollismo’ que existe dentro de esa academia entre profesores?

R: No ha podido haber mejor relación entre compañeros que en esta edición. Entre ellos se quieren muchísimo, quedan fuera de la academia, se van a cenar…es una maravilla y se ha visto reflejado. No había mejor candidata a ser directora de la academia que Noemí Galera, que junto al resto de profesores han remado mucho para que esto funciones. Hay que ser consciente de que ellos casi viven dentro de la academia y pasan muchas horas juntos, una cosa que podría crear conflicto, pero no ha sido para nada así.

P: En Twitter ha respondido a las críticas, como por ejemplo el comentario de una usuaria que le atacó por su acento, ¿Considera que ha conseguido cambiar estereotipos de la televisión de antaño?

R: No sé si he roto barreras o no, pero es cierto que cuando vi que se me criticó el acento no pude dejar pasar la oportunidad de contestar. Quienes piensan que por tener acento se es más o menos profesional es un cateto. Yo doy clases en un máster de televisión en Andalucía, y algunos chavales me han preguntado en muchas ocasiones si es necesario quitarse el acento para hacer televisión. La respuesta es no. Otra cosa es que no se te entienda al hablar, en ese caso habría que limar ciertos hábitos, pero quitarse el acento es eliminar de alguna manera naturalidad  y autenticidad. Si hablásemos todos iguales seríamos robots. Hay que conservar los acentos ya sea uno andaluz, gallego, vasco, catalán… eso siempre enriquece, estamos ya en el siglo XXI.

P: Se va a someter al ‘reto Men’s Health’, ¿Vamos a ver a un presentador ‘cachas’ en la próxima edición de OT?

R: Me alegra responder a esto. No me quiero poner ‘cachas’, yo no quiero ganar mucho volumen ni convertirme en un ‘Pepito piscinas’, pero si me apetece mucho aprender a comer, a tonificarme, y a ver de qué manera reacciona mi cuerpo. No me interesa coger mucho volumen, que luego voy a ir muy apretado con las americanas.

Roberto Leal
El presentador ha tenido una estrecha relación con los concursantes /Gtres

P: ¿Cómo ve la carrera de Amaia, la ganadora de OT, de aquí a unos años?

R: Tengo claro que ella tiene una carrera fuera. No sé dónde llegará, pero está claro que la gente la está esperando. Solo espero que siga siendo tal cual es, que ponga tanta magia a lo que hace como hasta ahora. Es una chica especial tanto en lo musical como lo personal.

 

Comentar

Últimas noticias