El novio de María Teresa cuenta sus peripecias en un medio de su país

Inventor de las motos con techo y experto en ingeniería naval: Las confesiones de Edmundo Arrocet a un medio chileno

Inventor de las motos con techo y experto en ingeniería naval: Las confesiones de Edmundo Arrocet a un medio chileno
Ver Galería
Edmundo Arrocet/Gtres

Edmundo Arrocet regresó a nuestras vidas en 2014 tras el anuncio de su relación con María Teresa Campos. Hasta ese momento poco se sabía del humorista, que se hizo conocido en el programa ‘Un, dos, tres…’ a grito de “piticlín, piticlín”. Los años ochenta fueron para Bigote su despliegue mediático, y es que en aquel momento aparecer en el mencionado espacio televisivo era sinónimo de éxito. Proyectos fallidos y decisiones equivocadas hicieron que el chileno desapareciese de nuestro país durante años, una realidad que su protagonista ve con otros ojos. “Desde que llegué soy number one. Cuando me vine dijeron que no iba a triunfar por ser muy autóctono. Que los españoles no me iban a entender y que tenía que competir con comediantes reconocidos. Pregunta qué fue de esos comediantes y dime a mí, ¿quién dura 43 años siendo número uno?”, así es como se describe Arrocet en una entrevista que ha concedido al suplemento ‘Sábado’ del diario chileno ‘El Mercurio’.

Bigote, que se considera el cómico número uno en España, no solo ha hablado de su trabajo en nuestro país, sino que además ha desvelado logros personales que hasta el momento eran desconocidos. El humorista cuenta  al medio chileno que a la tierna edad de 11 años diseñó un proyecto para hacer navegable el río santiagueño Mapocho, una fantástica idea que finalmente le fue robada por un ingeniero. Pero esto no se queda aquí, Bigote se atribuye también ser el creador de la idea con la que se constuyó el túnel de San Cristóbal, ubicado en Santiago de Chile. Como todo genio renacentista que se precie, el novio de María Teresa Campos también hace gala en esta entrevista de ser el creador de otras cosas más banales como las motos con techo o los zapatos de seis hebillas.

Edmundo Arrocet, un genio noctámbulo que no duerme con María Teresa

Como no podría ser de otra manera Edmundo también ha tenido la gentileza de hablar sobre su relación con María Teresa Campos, con la que no comparte lecho. Bigote dice ser muy noctámbulo y desplegar su vena más creativa a altas horas de la madrugada, razón por la que no quiere molestar a su pareja mientras duerme. En lo que refiere a repercusión mediática, el novio de la presentadora explica al diario chileno como es el caché que maneja en España: “Depende. Una entrevista mía vale entre 35 mil y 60 mil euros“, además cuenta que ha rechazado importantes ofertas de trabajo en su país por motivos económicos, cómo la invitación a ‘Viña del Mar’ (el Festival más importante de Chile y una de las citas clave en la música latina), pero se negó cuando le mencionaron la cifra: “¿Porqué tengo que cobrar más barato que un extranjero? Oye yo lleno en España. Si no me pagan lo que pido no voy”.

Por último, y si por todo lo anterior no fuera suficiente, Edmundo ha  querido contar cuales son sus próximos proyectos profesionales. “Vamos a inaugurar una planta de energía eólica con unos empresarios españoles en desierto florido. Tengo la idea de hacer la piscina más grande de Europa en las afueras de Madrid, junto a las ruinas de Segóbriga”, cuenta el polifacético Arrocet, y añade que tiene que seguir atendiendo sus compromisos musicales y artísticos.

[Bigote, invitado de lujo al Palacio Real]

Sin lugar a dudas la declaraciones de Edmundo a este medio de su país ha dejado atónito a más de uno, y es que pese a que la prensa española documenta cada uno de los momentos de su mediática vida junto a la comunicadora, desconocíamos muchos de los detalles que rodean la parte más creativa del cómico.

Últimas noticias