Rincones repletos de recuerdos

‘Villa Giralda’, la residencia de los padres de Don Juan Carlos, derribada para construir mansiones de lujo

Juan de Borbón con Doña María de las Mercedes /Gtres
Juan de Borbón con Doña María de las Mercedes /Gtres

La histórica residencia donde vivieron los padres del Rey Juan Carlos hasta su muerte ya es historia. Ni siquiera los escombros que fueron testigo de la vida de Juan de Borbón y María de las Mercedes, quedan en la calle Guisando, situada en el lujoso barrio madrileño de Puerta de Hierro. Ahora, este terreno albergará otras paredes. Según informa LOC, en esa parcela se están construyendo en estos momentos cuatro mansiones, que alcanzarán los tres millones de euros por unidad.

Estos chalés situados en esta zona tan elitista de la capital, constan de 600 metros cuadrados, seis suites, en los que predomina el mármol y la madera y una parcela de más de mil metros con piscina individual. Detalles muy mimados que intentan reflejar en la promoción de estas viviendas: “Guisando 25, vivir lo excepcional”.

Posadi de las bodas de oro de Juan Battenberg y María de las Mercedes/Gtres
Posadi de las bodas de oro de Juan Battenberg y María de las Mercedes/Gtres

La familia del rey convivió en ‘Villa Giralda’ y resaltó no solo por las lujosas prestaciones que poseía, sino por su significado. Esta residencia supuso la reconciliación entre padre e hijo, quienes tras limar asperezas por la lucha de derechos dinásticos que el progenitor tardó en reconocer sobre su hijo, ‘firmaron la paz’.

Una vivienda dividida en dos edificios, la principal y el pabellón de servicio donde residían sus empleados. Ambas edificaciones estaban situadas sobre una parcela de 4.229 metros cuadrados, siendo el principal la que constaba de 825 metros cuadrados, divididos en dos plantas. Un primer piso abuhardillado de 270 metros, donde se encontraban las habitaciones privadas, y un semisótano de 165 metros, conformaban el hogar que hospedó alegrías y también tristezas. Villa Giralda fue testigo de la muerte de la infanta María Cristina de Borbón y Battemberg en diciembre de 1996 o incluso de la tragedia que supuso el diagnóstico de cáncer de garganta del conde de Barcelona, que más tarde acabó con su vida.

El anuncio de compromiso de la Infanta Pilar y Luis Gómez Acebo en 'Villa Giralda' /Gtres
El anuncio de compromiso de la Infanta Pilar y Luis Gómez Acebo en ‘Villa Giralda’ /Gtres

Lo cierto es que, Juan de Borbón nunca deseó que las estancias que acogieron tantos recuerdos pasaran a ser propiedad de otros. Sin embargo, tanto Don Juan Carlos como sus hermanas, doña Pilar y doña Margarita, quisieron deshacerse de ella. La pusieron en venta en el año 2002 y la empresa Comercializadora Peninsular de Viviendas, la adquirió por 2,7 millones de euros. Una cantidad que no fue real, pues tiempo más tarde se descubrió que la venta se había llevado a cabo por 4,5 millones de euros. El motivo de esta diferencia abismal se atribuyó entonces al engaño que habrían realizado dos sobrinos de Don Juan Carlos, Bruno Gómez-Acebo, hijo de la infanta Pilar, y su primo Marcos Gómez-Acebo, ya que supuestamente se beneficiaron de unas comisiones de la venta a espaldas de su familia. Tras pasar por varias manos y empresas, la que un día fuera la residencia por excelencia en España de los padres del rey emérito, se derribó el pasado febrero.

 

Comentar

Últimas noticias