Sus amores más especiales

David Delfín, una vida llena de amor

Pelayo Díaz y David Delfín en una imagen de archivo/Gtres
Pelayo Díaz y David Delfín en una imagen de archivo/Gtres

La vida sentimental de David Delfín, fallecido este sábado a los 46 años, ha sido tan intensa como sus colecciones sobre la pasarela. El fotógrafo Pablo Sáez ha sido el último amor de Delfín. Ambos se conocieron en febrero de 2015 y desde entonces él ha sido el que ha estado al lado del modista estos últimos años y en especial desde que le detectaran la enfermedad, convirtiéndose así en su más fiel apoyo.

David ha sido feliz gracias a Pablo en sus últimos años y así lo reflejaba él mismo en sus redes sociales. “Hoy hace un año que conozco a Pablo Saez Hoy empieza la primavera… Esto no es solo una cuestión de azar.No. Estas cosas extrañas suceden a todas horas”, expresaba David en su Instagram el pasado 20 de marzo de 2016, cuando ambos ya conocían la enfermedad del diseñador desde hacía un par de meses, pero esta aún no era pública.

Hoy hace un año que conozco a @pablo.saez Hoy empieza la primavera… Esto no es solo una cuestión de azar. No. Estas cosas extrañas suceden a todas horas.

Una publicación compartida de David Delfín 🐬 (@davidelfin_co) el

Sin embargo, antes de la llegada de Pablo a su vida, el ‘influencer’ Pelayo Díaz conquistó el corazón del malagueño (aunque, entre Pablo y Pelayo, estuvo Daniel Lozano, bailarín de Fangoria en una relación de unos meses que, realmente, no llegó a cuajar). Díaz conoció a Delfín a comienzos de esta última década, cuando trabajaba en su taller. Gracias a sus apariciones públicas junto al diseñador, Pelayo se hizo muy popular y llegaron a colaborar juntos en algunas colecciones.

✨ DAVIDELFIN 2004 ✨

Una publicación compartida de David Delfín 🐬 (@davidelfin_co) el

Su primer romance: una historia de 23 años

Pero, realmente, el primer amor de David Delfín apareció en 1994. Parecía una noche cualquiera en ‘Morocco’, la sala de fiestas regentada entonces por Alaska y su pareja, Mario Vaquerizo, en el centro de Madrid, donde por entonces ninguna ley impedía respirar el humo de los cigarrillos de tabaco dentro de los locales españoles.

Por allí se dejaron caer los hermanos Postigo, David Delfín y también Bimba Bosé y entonces nació una historia de amor entre ellos. Una historia que cambió sus vidas para siempre. Bimba, que tenía 18 años, inició una relación con Diego Postigo, mientras David, con cinco años más que ella, hizo lo propio con su hermano Gorka. Los cuatro fundaron la firma ‘Davidelfín’ y Bimba, además, se convertiría en musa del andaluz. Pero, principalmente, en su mejor amiga.

En lo personal, de la relación de Bimba y Diego nacerían Dora y June, las hijas de la pareja que hoy tienen 13 y 5 años, y por parte de David, un sinfín de ideas para nutrir a la pasarela madrileña durante la última década. Pero, sobre todo, un conjunto de buenos amigos y de mejores amantes, que hoy continuarán con sus vidas, para recordar al que ya es un diseñador en la historia de la moda española.

Últimas noticias