Ya han pasado por la localidad lucense de Palas de Rei

¿Qué hacen Cayetano Martínez de Irujo y Francisco Camps juntos en el camino de Santiago? El aristócrata responde

Cayetano Martínez de Irujo y Francisco Camps
Cayetano Martínez de Irujo y Francisco Camps a su paso por la localidad lucense de Palas de Rei / EFE

Este viernes los peregrinos que hacían la ruta francesa del camino de Santiago se topaban con una gran sorpresa. Muchos de ellos tuvieron que pestañear dos veces para cerciorarse de que junto a ellos caminaban Cayetano Martínez de Irujo (54) y Francisco Camps (54), cuya amistad era muy desconocida hasta la fecha. Más allá de las inquietudes políticas del aristócrata, nadie podía imaginar que entre sus compañeros de viaje estuviese el expresidente de la Generalitat, pero él mismo se ha encargado de explicar cuál es el origen de su relación. .”Francisco y yo tenemos un amigo común llamado José Luis que tiene una empresa de gallinas en Lugo. Le prometí que haría esta ruta de dos días pero se tuvo que retrasar por mi salud. Como ya estoy bien, hemos decidido cumplir por fin con el plan”, ha declarado el conde de Salvatierra a LOOK.

Muchos años han pasado desde que se le planteara esta promesa al hijo de la desaparecida duquesa de Alba, quien sufrió una obstrucción intestinal a finales de 2015 por la que tuvo que ser intervenido de urgencia en Sevilla. Sin embargo, Cayetano asegura a este digital: “Me apetecía mucho hacerlo porque esta es la primera vez que hago el camino de Santiago“.

Cabe reseñar que, según informaba la prensa local, en la jornada de este viernes, el duque de Arjona y su acompañante han parado a comer en la pulpería A Garnacha, un estalecimiento que según ha podido confirmar LOOK es conocido por el popular pulpo de Melide y el Albariño de la región que los peregrinos suelen maridar por el módico precio de 10 euros por persona. Además, Martínez de Irujo y Camps han acompañado este asequible menú con una ensalada de la casa y se han dejado fotografiar por algunos de los clientes que los han reconocido en el citado restaurante. Dicen quienes han sido testigos de su particular paseo que a ambos se les veía muy cómodos y charlando animadamente para hacer menos sufrida la caminata.

Antes de parar a comer, la pareja de amigos también hizo otro alto en el camino para hidratarse con un zumo biológico, según informa ‘La nueva España’. Para terminar, en su deseo de alcanzar la compostelana plaza del Obradoiro, la noche del viernes al sábado la pasarán en Arzúa y su aventura terminará en la citada localización para asistir a la Misa del Peregrino que este domingo se oficia en la catedral compostelana.

Comentar

Últimas noticias