Su bolso, motivo de polémica

La última metedura de pata de Genoveva Casanova

Genoveva Casanova
Genoveva Casanova en una imagen de archivo /Gtres

Genoveva Casanova aseguró hace dos años no concebir la vida sin un bolso. Lo que no se imaginaba por entonces es que el elegido para la toma de posesión de su gran amigo, Lenin Moreno, Presidente de Ecuador acabaría dejándola en mal lugar. La que fuera esposa de Cayetano Martínez de Irujo en el pasado, optó por un clutch decorado con la impresión de una pistola en color oro. Hecho que habría pasado desapercibido si no hubiera sido porque muchos de sus seguidores le recriminaron que este detalle era de mal gusto, al recordar que Lenin sufrió en el pasado varios disparos, que provocaron que acabara en una silla de ruedas. Y es que ya dicen que no hay que nombrar la soga en casa del ahorcado.

Genoveva Casanova durante la presentación de la Feria San Isidro /Gtres
Genoveva Casanova durante la presentación de la Feria San Isidro /Gtres

Fue la propia Genoveva la que publicó en su Facebook una imagen en la que ella misma mostraba el asiento que le habían reservado para este momento histórico. Una silla recubierta de pan de oro y un cartel con su nombre, que pasaron a un segundo plano cuando el revólver de su bolso cobró protagonismo. Ajena al revuelo que podría generarse, la mexicana radió a través de su Instagram el día de la investidura de “su querido Lenin Moreno”.

Mi querido amigo #leninmoreno jura como presidente!!!! #presidente #jura #momentos #historico #ecuador #maravilloso #quito #honor #amigos #orgullo

Una publicación compartida de Genoveva Casanova (@genoveva_casanova_official) el

Amante de los bolsos de mano, este pertenece a la colección del diseñador Olivier Bernoux, modisto fetiche de otros muchos rostros conocidos como Antonia Dell’Atte, Penélope Cruz o Fiona Ferrer.

El polémico bolso de la mexicana /Gtres
El polémico bolso de la mexicana /Gtres

La que fuera nuera de la duquesa de Alba, no relacionó este detalle que podría resultar nimio si la historia escalofriante de este presidente no hubiera tenido lugar. La vida de Lenin cambió de un día para otro, cuando un asaltante le pidió las llaves de su coche para acabar disparándole en varias ocasiones a la altura de la columna. Dio igual que las entregara sin ninguna resistencia. Tras 20 años de aquel trágico suceso, Moreno intenta enfrentarse a la vida con humor.

Últimas noticias