Instagram

La novia de Pablo Ráez le recuerda el día de su cumpleaños

Pablo Ráez y Andrea Rodríguez en una imagen de archivo /Instagram
Pablo Ráez y Andrea Rodríguez en una imagen de archivo /Instagram

Este miércoles Pablo Ráez hubiera cumplido 21 años. Su pareja, Andrea Rodríguez, es una de las personas que más siente su ausencia y así lo ha expresado con la felicitación que le ha dedicado en sus redes sociales. “Feliz cumpleaños a mi guerrero de luz. Siempre te llevo conmigo“, ha escrito en su Instagram.

Feliz cumpleaños a mi guerrero de Luz✨ Siempre te llevo conmigo❤️ Hoy cumplirías 21 primaveras, hoy en el día de Malaga la ciudad que te vio nacer, te ha concedido la medalla de oro de la provincia y te ha nombrado hijo póstumo de la ciudad. Hoy tus familiares hemos recibido un sin fin de cariño a través de otras personas, pero tu esencia y energía se sentía con nosotros. Solo puedo dar gracias por tanto. Es sano y normal decir que siento tristeza porque contigo todo sería mejor, porque es muy grande tu ausencia. Has dejado muchas razones por las que seguir y amar la vida, Por lo que solo el tiempo sanará, de momento solo queda caminar. Feliz día a todos❤️ #siemprefuerte #siemprejuntos #retounmillon #fuerzaraez #donavida #donamedula

Una publicación compartida de Andrea (@andrea_rocketyoga) el

La malagueña ha demostrado una vez más el amor y la fortaleza con la que se enfrenta a la vida después de dos meses sin él. “Hoy cumplirías 21 primaveras, hoy en el día de Málaga la ciudad que te vio nacer, te ha concedido la Medalla de Oro de la provincia y te ha nombrado hijo póstumo de la ciudad”. La ciudad de la Costa del Sol le añora y recuerda sus logros hasta tal punto, que todavía siguen mandando mensajes de afecto a la familia: “Hoy tus familiares hemos recibido un sinfín de cariño a través de otras personas, pero tu esencia y energía se sentía con nosotros. Solo puedo dar gracias por tanto”.

Andrea está desolada, pero sale adelante en parte gracias al lema que él repitió en tantas ocasiones. “Siempre fuerte”, era lo que decía este joven que luchó contra la leucemia hasta el final y que batalló hasta conseguir multiplicar las donaciones de médula. “Es sano y normal decir que siento tristeza porque contigo todo sería mejor, porque es muy grande tu ausencia. Has dejado muchas razones por las que seguir y amar la vida, Por lo que solo el tiempo sanará, de momento solo queda caminar”, ha escrito Andrea. Por lo pronto, ella se refugia en su mayor pasión, que no es otra que el yoga y la meditación.

Temas

Últimas noticias