Sus palabras más sinceras

Entrevistamos a Kate de Castillo, la amiga de Chapo Guzmán: “Me gustaría volver a México, pero no puedo”

Kate del Castillo
Kate del Castillo en la presentación de la serie de Netflix "Ingobernable" / Gtres

Después de estar recluida todo un año en Estados Unidos sin poder pisar su México lindo y querido, Kate del Castillo ha podido salir de Los Ángeles. Allí ha fijado su residencia habitual desde hace siete años y allí ha tenido que esconderse desde que fuese investigada por la justicia tras sus citas con el Chapo Guzmán, el narcotraficante más famoso del mundo. Su primer destino después de que estuviese condenada al ostracismo en California ha sido España, concretamente Madrid, donde LOOK se ha citado con ella para charlar sobre esta última etapa de su vida.

“No fue nada fácil todo lo que me ocurrió en este año”, comienza diciendo la actriz. Señalada con el dedo como cómplice de la huida de su compatriota, Del Castillo confiesa que se ha sentido juzgada y culpada sin razón, aunque asegura que todo esto le ha hecho ser más fuerte: “No me queda otra con todo lo que me ha sucedido”.

Para ella, lo más difícil de su actual situación es no poder pisar la tierra que la vio nacer. Mantenerse alejada de la frontera mexicana es una de las medidas cautelares adoptadas por la justicia y que ella acepta con resignación. “Me gustaría regresar a mi país, pero no tengo prisa”, se lamenta.

Su personaje más revelador

El escándalo en el que Kate del Castillo se vio inmersa por su relación con el Chapo Guzmán paralizó el proyecto profesional en el que estaba trabajando entonces. Paradójicamente, la actriz estaba interpretando el papel de Emilia Urquiza, una primera dama mexicana, que se ve obligada a huir de la justicia tras el asesinato de su marido. Una huida en la ficción que en apenas unos días se hizo realidad.

Aquel proyecto lo retomó tras esclarecerse la naturaleza de sus encuentros con el narcotraficante. El rodaje de ‘Ingobernable’ no fue nada fácil. Un equipo de la serie debía trasladarse a San Diego para rodar con ella, mientras que el resto del elenco lo hacía en México, esa tierra que por ley tenía prohibido pisar la actriz.

Kate del Castillo
Kate del Castillo durante la presentación de “Ingobernable” de Netflix /Gtres

“Fue un reto y un riesgo. Cuando pasó todo esto yo ya tenía contrato con Netflix y pensé que me lo iban a quitar”, explica Kate en conversación con LOOK. Para ella no es fácil recordar lo mucho que sus circunstancias entorpecieron el rodaje. Sin embargo, está orgullosa del resultado y se muestra encantada de poder asistir a la promoción de la serie en nuestro país.

Ella y todo el equipo de Netflix eran conscientes de la expectación de su visita. “Prohibido mencionar al Chapo Guzmán”, era la directriz de la cadena para evitar imprevistos. Sin embargo, una mínima alusión al narcotraficante se hizo inevitable y fue la propia Kate la que quiso continuar con esta “plática” cuando el tiempo estaba consumido. “Haz tu última pregunta”, rogaba la actriz.

Últimas noticias