Día emotivo

Banderas recibe la Biznaga en el momento más complicado de su vida

Antonio Banderas en la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga / Gtres
Antonio Banderas en la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga / Gtres

Antonio Banderas marcará en su calendario el 25 de marzo como una fecha para no olvidar jamás. El actor malagueño ha recogido hace unas horas la Biznaga de Oro Honorífica del Festival de Cine de Málaga por su brillante trayectoria profesional como director, productor y director. Por fin el andaluz ha visto cumplido su deseo, eso sí, ha tenido que esperar 20 ediciones para verlo convertido en realidad.

La entrega del premio ha sido en el Teatro Cervantes. Todo el público presente allí se ha levantado durante unos minutos para aplaudir el reconocimiento que la ciudad de Málaga le había brindado a Antonio. La Biznaga se la ha entregado su hermano Francisco Javier, quien ha destacado: “A pesar de todas las cualidades profesionales que tiene, yo me quedo con la calidad humana de mi hermano“. La emoción del momento ha arrancado a Banderas a tocar las palmas e incluso a taconear sobre el escenario.”Me he tirado de cabeza en todo,he tirado de corazón en todo. Ese corazón me falló hace unas semanas, ahora mi corazón y yo nos estamos haciendo amigos de nuevo”, decía en su discurso.

Antonio Banderas y Nicole Kimpel en la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga / Gtres
Antonio Banderas y Nicole Kimpel en la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga / Gtres

Alfombra roja

Antonio se ha hecho esperar en su llegada al photocall anterior a la Gala. El actor llegaba el último a la alfombra roja y lo hacía de la mano de su pareja, Nicole Kimpel, que lucía un vestido de la firma italiana Vicedomini. Ambos se han dedicado repetidas miradas cómplices, para los periodistas no ha pasado desapercibido el amor que se profesan el uno hacia el otro. Banderas ha concedido varias entrevistas y su pareja no ha querido robarle protagonismo, pues se quedaba en un segundo plano.

[Aquí puedes ver los vídeos del Festival más personal de Banderas]

El actor se ha mostrado relajado ante las preguntas sobre sus problemas cardíacos: “Estos dos meses han sido complicados sobre todo para la cabeza, pero me ha venido muy bien para pensar y replantearme como quiero vivir ahora la vida”. Vida en la que tiene varios pilares fundamentales, entre ellos, su hija Stella. Ella no ha podido acudir al Festival pero ha querido felicitar a su padre ante este día tan especial. “Claro que echo de menos a Stella del Carmen, me he mensajeado con ella y me ha dado la enhorabuena”, explica. A parte de la niña de sus ojos, ha habido otras personas que se han interesado en escribirle: “He hablado con Melanie e incluso con la familia de Hollywood”.

Antonio Banderas en la alfombra roja / Gtres
Antonio Banderas en la alfombra roja / Gtres

El actor se dedica actualmente a escribir para retomar su faceta como director .“Llevo un tiempo haciéndolo, lo importante es saber que quiero contar”, explica. Sonriente y feliz Antonio ha recibido en su tierra el premio más emocionante de toda su carrera, para él: “Lo mejor esta por venir”.

Sus declaraciones más sinceras

Unas horas antes se confesaba ante el público de la forma más desgarradora que había hecho hasta el día de hoy. Abierto en canal y emocionado, Antonio Banderas ha confesado sus problemas de salud: “Voy a ser muy claro, sufrí un ataque al corazón el 26 de enero. Fue benigno y lo bueno es que no ha dejado daños en la patata” dice. Así ha comenzado su discurso el actor en la rueda de prensa de la clausura del Festival de Cine de Málaga. Llegaba a la cita escoltado por la policía y es que el público malagueño le recibía como una estrella. Banderas aparecía visiblemente más delgado y sincero, ha hablado sobre sus problemas cardíacos a raíz de los rumores de hace tan sólo seis días. Diarios suizos aseguraban que Antonio permanecía ingresado en la planta de cardiología de una importante clínica.

El actor ha hecho también referencia a los tratamientos a los que se ha sometido: “Venía sufriendo de arritmia hacía tiempo y me hicieron tres stent en la arteria coronaria para recuperarme“. El ahora también diseñador ha restado importancia a todo lo vivido y, a toro pasado, ve las cosa de otro modo: “Ha pasado y ha pasado, le metí una paliza importante a la patata los últimos 37 años de mi vida. Me encuentro muy bien y con muchas ganas de volver a trabajar”.

El malagueño ha revelado que la enfermedad ha marcado un antes y un después en su vida. “Me estoy replanteando muchas cosas a nivel de salud y profesional”, explica. Antonio ha elegido su tierra para abrir su corazón ante los medios y ha agradecido al Festival la paciencia que han tenido con él: “Ser profeta en la tierra de uno es extraordinario”.

 

Últimas noticias