En defensa de la cirugía estética

Mercedes Ayala, una jueza a favor de los pinchazos

La jueza Merces Alaya / Gtres
La jueza Merces Alaya / Gtres

La jueza que cruzó la barrera de la popularidad por llevar las riendas de la instrucción del caso de los ERE en Andalucía, Mercedes Alaya, ha sido localizada por LOOK en una esfera muy diferente a su habitual entorno de juzgados, papeles y encausados. El pasado viernes, Alaya era la encargada de inaugurar las primeras Jornadas Hispalenses de Medicina Estética en Sevilla. La magistrada era reclamada por los más reputados médicos del sector para hablar no solo de los aspectos legales de la cirugía estética, sino de lo que la misma ayuda en la autoestima de las personas. Ella, una mujer cuyo estilo personal y su apuesta por la femineidad en ambientes nada proclives a ello, como es el de la judicatura, se ha convertido en un referente para un sector, el de la estética, que está en auge. Es el principio del fin de un tabú. Lo bello es compatible con todo. Hasta con el poder. Al fin.

 

Las jornadas dieron comienzo el viernes en Sevilla y reunieron a los mejores médicos estéticos de España. Mercedes Alaya, encargada de la apertura del acto, llegó acompañada de los organizadores del evento. No quiso que los medios de comunicación escucharan sus palabras y por ello no permitió la entrada de los mismos en su ponencia, solo apta para doctores. Eso sí, a su llegada hizo gala de una correcta educación saludando a los presentes y aclarando, con muy buenas formas, que no haría declaración alguna. Todo cuanto tenía que decir acerca de la ayuda de la medicina para sentirse más seguros, lo haría dentro de la sala y a puerta cerrada. Su hermetismo, ya conocido desde tiempos de los ERE, sigue intacto.

Alaya, que desde que se trasladó a la Audiencia de Sevilla sólo había participado en conferencias en varias facultades de Derecho de Madrid, Sevilla y Granada acerca de materias técnicas de la carrera que ella estudió, hacía una excepción con esta intervención para participar de un mundo que apoya, el de la estética, desde su perspectiva de la legalidad y la autoestima.

Y ese es precisamente el concepto sobre el que basó su intervención la discreta jueza, la autoestima, tal y como pudo confirmar LOOK. Mercedes Alaya aseguraba que si cualquier persona necesita ayuda para sentirse mejor físicamente, siempre puede acudir a la medicina estética. Entendida así como otro modo más de cuidarse, de verse más saludable y aumentar la autoestima. La magistrada da su apoyo a todas las técnicas estéticas que se practican en la actualidad, dentro de las normas de control y legalidad, naturalmente. La juez instructora habló en su conferencia del futuro, y en el mismo se encuentra la medicina estética, pues considera que en un tiempo irá de la mano de todos los hábitos saludables, se verá tan natural como cualquier práctica actual, como una moda más.

Aunque se esperaba que su charla se orientara más a los aspectos legales del tema, no le dio demasiado protagonismo a esa perspectiva ya que argumentó que se aplicaban del mismo modo que en cualquier otra rama. Sin embargo, sí dedicó mucho tiempo a los límites que debe poner el propio médico a sus pacientes, quien debe debe exponer su criterio sobre los límites que no han de sobrepasarse y parar a tiempo los excesos dentro de la medicina estética. Alaya pidió a los asistentes que traten a sus pacientes con psicología y que paren a tiempo a las personas que vean que no saben dónde está el límite dentro de la estética. Una vez finalizado el acto de inauguración, la jueza participó del cóctel de bienvenida, donde todos los expertos estuvieron debatiendo sobre el tema con ella.

A la vista de su última aparición, no cabe duda de que la jueza Alaya es la primera en aplicar en su propia persona su teoría de que el cuidado de la estética es un modo más llevar una vida saludable.

 

Comentar

Últimas noticias