Reconocimiento de paternidad

En busca del padre perdido

Pepe Navarro
Pepe Navarro en una imagen de archivo/ Gtres

El día del padre es un día señalado para padres e hijos. Día quizás más especial para quién lleva años luchando para que sus derechos se reconozcan como hijo. Son muchos los famosos que se encuentran inmersos en procesos judiciales con el fin de recibir los apellidos de su padre biológico. Esto ha cambiado desde hace quince años aproximadamente porque “antes estaba mal visto, a la gente le daba vergüenza incluir a su madre en una relación extramatrimonial. Ahora se sabe que demandar lo que es suyo, es un derecho”, explica el abogado Fernando Osuna. Este letrado ha llevado más de 400 casos de paternidad como el de ‘El Cordobés’ y el marido de ‘La duquesa roja’. Se repiten los casos entre señorito y muchacha, suelen esperar a que la madre fallezca para mover ficha y así, pierden el pudor. Osuna confirma que se tienen en cuenta muchas pruebas: “los testigos, una carta, un whatsApp, una fotografía, un parecido, una transacción de dinero o la prueba de AND son piezas que juntas pueden dar muchos resultados”. LOOK ha elaborado una lista con los casos más sonados de los últimos meses:

Pepe Navarro

La historia de Pepe Navarro y el hijo de Ivonne Reyes parecía haberse cerrado cuando en 2012 una resolución judicial le declaró como padre biológico. No se quiso someter a las pruebas de ADN por lo que automáticamente se le declaró como padre y fue esa sentencia la que le obligó a pagar la manutención del menor, algo que a día de hoy sigue haciendo. Este año ha sido cuando la historia ha dado un giro radical. Su otra hija, Andrea, fruto de su relación con Eva Zaldívar, ha puesto una demanda para intentar demostrar que Alejandro no es su hermano biológico.

Pepe Navarro
Pepe Navarro en una imagen de archivo / Gtres

Esa denuncia ha devuelto a la actualidad el caso del que, sin duda, se esclarecerán algunos detalles cuando el presentador se siente con Bertín en ‘Mi casa es la tuya’ para repasar su vida personal y profesional. Antes de esta entrevista, ya se ha pronunciado: “Desde siempre se han querido arreglar las cosas sin ruido y sin escándalos, pero parece que eso es imposible. Confío en que al final todo se arreglará y se sabrá quién es la familia y todos podremos vivir en paz”. Conocer los resultados llevará su tiempo.

Salvador Dalí

Salvador Dalí
Salvador Dalí en una imagen de archivo/ Gtres

Salvador Dalí también forma parte de esta lista. Hace dos años salió a la luz la historia de Pilar Abel, una mujer que presentaba una demanda de paternidad para ser reconocida como su hija. Su madre, Antonia, trabajó como empleada doméstica para el pintor y se quedó embarazada. Pilar se enteró con ocho años de quién era su padre gracias a su abuela y a día de hoy, su lucha continúa. Dio su primer paso contactando con Robert Decharnes, representante y biógrafo de Dalí y fue este, quien organizó una prueba de paternidad en unos laboratorios de París, comparando su ADN con una muestra del pintor. Tras dos años, los resultados fueron negativos pero la historia ha cambiado. Ahora, está mucho más cerca la exhumación del cadáver de su padre para así, extraer material genético del Dalí y poder resolver la duda de su vida.

Alberto II de Bélgica

Alberto II de Bélgica
Alberto II de Bélgica en una imagen de archivo / Gtres

El reconocimiento de padres e hijos también llega a las Casas Reales. Un ejemplo de ello es Delphine Boël, que asegura ser la hija ilegítima que Alberto II tuvo con la baronesa Sybille de Selys Longchamps. Según su versión, su madre y él fueron amantes durante 18 años pese a estar casados con otras parejas. Ella afirma que estuvo muy presente en su vida y fue con 17 años cuando supo quién era realmente su padre. La buena relación de padre e hija se vio truncada cuando su madre sufrió una operación de corazón y él, le dio la espalda. La presión mediática le arrastró a emprender acciones legales y actualmente, lleva ocho años de lucha en los tribunales. Boël ha conseguido sentar al monarca en el banquillo y aunque no llegó a acudir a la comparecencia, será a finales de marzo cuando el tribunal dictará sentencia.

‘El Cordobés’

Manuel Benitez
Manuel Benitez “El Cordobés” en una imagen de archivo / Gtres

Después de 47 años, en 2016 un Tribunal reconoció que Manuel Díaz es hijo de Manuel Benítez, pero ha sido ahora, hace solo unas semanas, cuando el veterano diestro por fin ha reconocido públicamente a Díaz diciendo que está encantado de que tenga la misma sangre torera que él. El marido de Virginia Troconis fue fruto de una relación extramatrimonial con María Dolores Díaz, una camarera que siempre defendió su verdad. Ambos guardan un gran parecido y pese a que no se hayan visto en la intimidad, Manuel Benitez quiso hacer un reencuentro público frente a las cámaras que Díaz ha rechazado. Sin que todavía las relaciones familiares se hayan normalizado públicamente, el festejo taurino de Morón de la Frontera del pasado 11 de marzo supuso un punto y aparte en toda esta historia, ya que por primera vez Díaz  y Julio Benítez, el hijo menor de El Cordobés, compartían faena en condición de hermanos.

Ruiz-Mateos

José María Ruiz-Mateos
JJosé María Ruiz-Mateos en una imagen de archivo/ Gtres

José María Ruiz-Mateos es otro de los que tendrán que ser exhumados para saber si es el padre de Adela María Montes de Oca. Según ella, el empresario tuvo una relación de muchos años con Patricia Montes de Oca, fruto de la cual nació ella. Cuando Ruiz-Mateos falleció en 2015, el juez impidió su incineración al haber pendiente una demanda de paternidad y aunque ya debería de conocerse la resolución, ninguno de los hijos del fundador de Rumasa ha accedido a hacerse la prueba de ADN. Esta demanda de paternidad colea en el tiempo desde que en el 2004 se presentara y hasta en tres ocasiones el empresario fue citado para obtener una muestra de ADN en el Instituto Toxicológico y nunca acudió. Hechos que llaman la atención al conocerse que su supuesto padre tuvo relación con ella desde que era pequeña e incluso, llegando a sufragar sus gastos académicos y de mantenimiento en Chicago.  Se tendrán que esperar cuatro meses para saber qué pasara con esta demanda de paternidad.

Rey Juan Carlos I

Rey Juan Carlos I
Rey Juan Carlos I en una imagen de archivo/ Gtres

Son dos las demandas de paternidad las que ha recibido el Rey Juan Carlos I. Albert Solá e Ingrid Sartiau son los protagonistas de esta historia. Ella es una ciudadana belga nacida en 1966 cuya madre dijo que era fruto de una relación con el monarca pero los datos aportados por la madre no convencieron al Supremo. La rechazó definitivamente al decir que “carecía por completo de verosimilitud o seriedad”. Solá, es el otro demandante, un catalán que nació en 1956, lo que implica que de ser cierto, sería el primogénito de los Borbones aunque fue dado en adopción. Es hijo de Anna María Bach Ramón y su demanda también fue rechazada. El Tribunal Constitucional le tumbó el recurso de amparo “al no aportar un principio de prueba suficiente para sostener su demanda”.

 ‘Duquesa roja’

La ‘Duquesa Roja’ es otro de los casos más sonados. Leoncio Álvarez de Toledo, marido de la duquesa Medina Sidonia será exhumado en tan sólo unos días, concretamente el 23 de marzo. Le reclama la paternidad Rosario Bermudo Muñoz, una mujer sevillana que es hija de la que fuera sirvienta de la familia. Tiene 65 años y asegura, que en la década de los 50 su madre mantuvo una relación extramatrimonial con el marido de la Duquesa. La sirvienta, según su abogado, fue “despedida de inmediato y abandonada a su suerte” cuando en la casa se enteraron del embarazo, por lo que terminó casándose con otro hombre que reconoció a la demandante como su hija. Ella siempre supo quien era su padre biológico y se llegó a convertir en un secreto a voces en el pueblo donde se crío, pues todo el mundo la llamaba “condesita”. En el caso de que se probara la filiación con el aristócrata, recibiría una herencia millonaria.

Comentar

Últimas noticias