Rejuvenece

José Manuel Soto, el último famoso en rendirse ante los implantes de pelo

José Manuel Soto
José Manuel Soto a su llegada a la clínica (Gtres)

A finales de los 80 José Manuel Soto se convirtió en uno los cantantes más admirados de nuestro país. Letras románticas, un ritmo pegadizo y sus grandes ojos azules hicieron del sevillano un artista muy piropeado por esas mujeres que soñaban con ser el “ella” a la que él cantaba en su éxito más recordado. Por entonces tenía 27 años, ahora, 55 y su aspecto físico dista, por el paso del tiempo, de ese aspecto que conquistó a millones de españolas. Soto, consciente, precisamente, de ese cambio se ha propuesto hacer lo que esté en su mano para que su físico luzca tan jovial como su espíritu. Por eso, tal y como ha podido saber LOOK, el cantante acaba de someterse a un injerto capilar para combatir el paso del tiempo.

Fue el pasado 21 de febrero en Madrid. Concretamente en la clínica del prestigioso doctor Eduardo López Bran. A las 9:30 de la mañana el cantante entraba con premura a este centro cubriéndose la cabeza con una gorra. El complemento del que actualmente no se separa al salir a la calle, debido a la operación. Este medio se ha puesto en contacto con el cantante para confirmar lo que su sola presencia en la clínica convertía en evidente. “Sí, me sometí a la operación el otro día y salió todo muy bien. Ahora me veo un poco raro, pero estoy bien”.

José Manuel Soto abandona la clínica (Gtres)
José Manuel Soto abandona la clínica (Gtres)

José Manuel Soto no tiene inconvenientes en explicar a LOOK qué hacía el otro día en la clínica madrileña. Reconoce haberse sometido a un implante de pelo porque “me veía envejecido sin serlo”. “Yo no tengo ningún complejo de calvo, pero para subirse a un escenario la imagen es muy importante”, explica el artista.

Para él, no ha sido difícil tomar la decisión. Confiesa que fue durante el programa ‘Tu cara me suena’ cuando se dio cuenta de que con pelo podría quitarse unos años de encima. “En el concurso me ponían pelucas y un día que me vistieron de Pablo Alborán todos los compañeros coincidieron en lo bien que me quedaba el pelo. Tenían razón. Si tuviera una vida normal, me daría igual, pero yo me dedico a cantar”, zanja.

José Manuel Soto (Gtres)
José Manuel Soto (Gtres)

Por otro lado, Soto, que se muestra aún convaleciente por la operación cuando recibe la llamada de LOOK, asegura no entender por qué otros personajes famosos como Nadal o Iker Casillas no confiesan haberse sometido a su mismo tratamiento. “¿Por qué crees que los hombres no desvelan qué se han hecho un injerto capilar? ¿Es un tema tabú?”, le pregunta este portal. “Decirlo haría que este tema fuese más natural, pero estamos en España y aquí la virilidad se aleja del coqueteo. Parece que es una seña de debilidad, pero también es verdad que eso se está perdiendo poco a poco y se va avanzando”, responde.

Hasta el próximo 11 de marzo, fecha en que José Manuel Soto, reaparecerá en los escenarios con las secuelas obvias de su intervención, el cantante permanece en casa todo el tiempo posible. “Si saliese ahora, sería un escándalo”, asegura. Según explica el doctor López Bran, director de la clínica en la que Soto se realizó el implante, durante los primeros días en la cabeza se acumulan numerosas heridas como consecuencia de los microinjertos que se realizan durante la operación. Es necesario esperar a que la primera capa de pelo se caiga por sí sola, para después ver viendo los resultados del nacimiento del pelo natural, el del paciente. Soto no lucirá cabellera hasta dentro de unos meses, pero el resultado será óptimo.

Sus fans comenzarán a apreciar los cambios muy pronto. Después del concierto del 11 de marzo, Soto tiene cita con sus seguidores en Don Benito (Badajoz) el 18 de marzo y el 8 y 9 de abril en Zaragoza y Valladolid respectivamente. Quienes acudan a verlo y noten su cambio de imagen aquí tienen la respuesta. De un tiempo a esta parte José Manuel Soto ha rejuvenecido por dentro y también por fuera.

Últimas noticias