CAMBIO DE TERCIO

El soberbio ‘zasca’ de Meghan a Diana y Kate Middleton

Meghan Markle
Meghan Markle / Gtres

La duquesa de Sussex marca un antes y un después en una de las tradiciones entre las mujeres del clan Windsor.

Meghan Markle es diferente, de eso no queda ya ninguna duda. Desde antes de su incorporación a la Familia Real Británica como miembro de pleno derecho, la exactriz ya dio muestras de que su llegada al clan Windsor iba a suponer un ‘soplo de aire fresco’. Sin embargo, ya son muchas las críticas que ha generado su manera de hacer las cosas en una institución fuertemente arraigada a la tradición.

Resulta difícil compatibilizar el servicio a la Corona y el afán de privacidad cuando alguien se está beneficiando directamente del presupuesto del Estado, pero lo que más paradójico parece es aparentar normalidad entre los miembros de una familia cuando los gestos de una relación no tan cordial son complicados de esconder.

El soberbio ‘zasca’ de Meghan a Diana y Kate Middleton
Portada de Vogue de Meghan / Vogue

El último ‘zasca’ público de Meghan Markle ha ido no solo contra su cuñada, con quien la prensa asegura que su relación es nefasta, sino que ha dado un paso más, y afecta a la mayoría de mujeres del clan Windsor, incluida Diana de Gales, la adorada madre del príncipe Harry.

Meghan acaba de presentar uno de sus proyectos más personales. La Duquesa ha ejercido de editora especial del número de septiembre de la edición británica de la revista Vogue, la ‘Biblia’ del mundo de la moda.

Vogue Meghan Markle
La portade de Kate / Vogue

Un número especial que bajo el título “Fuerzas para el cambio” reúne a un conjunto de mujeres cuyas historias suponen un ejemplo de inspiración para el mundo y que incluye además una entrevista con la primatóloga Jane Goodall y la exprimera dama Michelle Obama.

Sin embargo, aunque el nombre de la Duquesa aparece en una porta que constituye un mosaico de rostros de mujeres empoderadas en blanco y negro, Meghan no ha querido aparecer en el frontal.

El motivo por el que la esposa de Harry no ha querido salir en la portada es muy sencillo: la Duquesa considera que resultaría algo presuntuoso. Sin embargo, Meghan Markle ya posó para el mismo fotógrafo que se ha encargado de retratar a las mujeres que ocupan la portada, Peter Lindbergh, para la revista Vanity Fair , en la que fue su primera entrevista cuando anunció su noviazgo con Harry. ¿Por qué entonces sí y ahora no?.

Vogue Meghan Markle
Una de las portadas de Diana / Vogue

La respuesta es sencilla: en esta ocasión la Duquesa ha querido que la atención se centre en las mujeres  que con su fuerza promueven el cambio y no en ella. Aunque esto resulta un tanto contradictorio con el hecho de que su nombre ocupe la parte inferior de la portada.

Lo que quizás no se ha parado a pensar Meghan es que diciendo que resulta presuntuoso ocupar la portada está criticando de manera frontal a otras mujeres del clan Windsor que han aparecido en la portada de la mítica revista en varias ocasiones.

Vogue
La portada de la princesa Ana / Gtres

Desde la princesa Ana, las princesas Beatriz y Eugenia de York, la reina madre, la propia reina Isabel y más cerca aún, Diana de Gales y Kate Middleton, que fue portada de la revista en su centenario. Lo que está claro es que Meghan es diferente y, sea de forma intencionada o no, ella quiere hacer las cosas a su manera, aunque suponga un cambio radical respecto a lo anterior.

Lo último en Estilo

Últimas noticias