A contrarreloj

Josep Font deja DelPozo y Versace se vende por 1.830 millones de euros, ¿qué está pasando?

donatella versace
Donatella Versace durante el último desfile de la firma en Milán / Gtres

Donatella Versace será una de las socias de grupo Capri Holdings Limited junto a otros familiares

Aún se desconoce el nombre del director creativo que cogerá el testigo de Font en DelPozo

Aún no nos hemos recuperado de la noticia. Ayer DelPozo se quedaba huérfano de padre, perdía a Josep Font como director creativo, quien ha estado más de seis años al frente de la firma española que volvió a nacer. El diseñador dejaba un onírico jardín, minimalista, exquisito y delicado como última colección para la marca. “Gracias @delpozo por estos maravillosos seis años. Me he sentido como si estuviera con mi familia, estoy muy orgulloso de las cosas que hemos conseguido juntos”, escribía el barcelonés junto a una sencilla imagen publicada en su Instagram. La compañía también ha agradecido el trabajo a este arquitecto de formación, para el que aún no atisbamos un nuevo destino. Y, como si esta sorpresa no hubiera sido suficiente, hoy la industria volvía a jugar y la icónica Versace era vendida al grupo Michael Kors por 1 830 millones de euros.

Los estadounidenses se hacían así con uno de los gigantes del lujo italiano por excelencia. Donatella se mostraba convencida con este movimiento y afirmaba: «Creemos que ser parte de este grupo es esencial para el éxito a largo plazo de Versace. Mi pasión por el proyecto nunca ha sido tan fuerte. Este es el momento perfecto para que nuestra empresa, que pone la creatividad y la innovación en el centro de todas sus acciones, crezca”. El poderoso conglomerado norteamericano también ha cambiado su nombre, de Michael Kors Holdings Limited ha pasado a ser Capri Holdings Limited. Donatella, su hermano, Santo Versace, y su sobrina, Allegra, han anunciado que serán socios de este grupo, compuesto por Versace, Jimmy Choo y Michael Kors.

Josep Font deja DelPozo y Versace se vende por 1.830 millones de euros, ¿qué está pasando?
Donatella junto a las supermodelos de los 90 durante el desfile de la firma de septiembre de 2017 en Milán / Gtres

Si bien ambas decisiones parecen no tener nada en común, la relevancia de las dos casas de moda en este momento las ha convertido en el centro de todas las miradas. ¿Quién se hará cargo de DelPozo? ¿Qué hará ahora Josep Font? ¿Cuál es el próximo paso de Versace? Todas las preguntas conducen a una misma palabra: estrategia. Haciendo un repaso breve por los últimos diez años de la industria es posible darse cuenta de que son pocos los diseñadores que mantienen su puesto ‘a largo plazo’. La velocidad y la competición por liderar el sector hacen que los grandes del diseño tengan sus ‘ateliers’ echando humo, con colecciones que, en ocasiones, compiten con los tiempos de la ‘fast-fashion’ y con plazos que dejan poco margen a la creatividad.

josep font delpozo
Josep Font revisa los últimos detalles del desfile en febrero de 2016 en Nueva York / Gtres

Por otro lado, el concepto de marcharse dejando el listón muy alto es algo que ya hemos vivido. Ya lo hizo Hedi Slimane cuando se despidió de Yves Saint Laurent, al igual que lo replicó Phoebe Philo en su adiós a Céline; tal vez dos maniobras para mantener sus respectivas leyendas vivas, directrices empresariales o quizás simples decisiones personales. Donatella ha conseguido que este haya sido el gran año de Versace y Josep Font ha dado una gran identidad a una marca renovada. Lo cierto es que estamos en la era de la moda revolucionada (con todo lo que esto significa), de forma que hacer apuestas es casi una cuestión de valientes. En Versace posiblemente percibamos un ligero cambio, nada comparado con lo que podría llegar a DelPozo. Sea quien sea el que termine ‘gobernando’, esperamos que tenga un largo y fructífero mandato (que no los conduzca pronto a unas nuevas elecciones).

Lo último en Estilo

Últimas noticias