Batalla de estilo

Paula Echevarría recoge el testigo de Blanca Suárez, ¿a quién le queda mejor el look militar?

paula echavarría blanca suárez
Paula y Blanca, dos ¿experimentadas? militares / Gtres

En su vida personal está librando una de sus mayores batallas, algo que el destino también ha querido extrapolar, en cierto modo, al terreno profesional. Recientemente, Paula Echevarría sorprendía durante la presentación del rodaje de su nueva ficción televisiva, Los Nuestros, ataviada de pies a cabeza con un uniforme militar. En ella da vida a la sargento Martina Ibáñez, miembro de la Brigada Paracaidista que deberá vérselas nada menos que con el Estado Islámico.

Se trata de la segunda parte de la miniserie de tres capítulos que ya protagonizó hace algunos años Blanca Suárez pero que, debido a otros compromisos profesionales, se vio obligada a abandonar. De esta manera, la ‘it girl’ española por excelencia recoge su testigo, sin poder evitar caer en las ‘odiosas comparaciones’. Dos chicas de moda, siempre a la última y acaparando titulares por sus estilismos. Sin duda, auténticas ‘influencers’ digitales a las que nunca hubiéramos imaginado de semejante guisa.

paula echevarría
Paula Echevarría ataviada de paracaidista / Gtres

Lo cierto es que el ‘total look’ camuflaje no parece ser lo que mejor les siente. Acostumbrados a verlas con sus impecables y sofisticados estilismos sobre la alfombra roja, no nos termina de encajar verlas de esta manera tan austera y con exceso de maquillaje. Pero analicemos las diferencias entre ambas.

En 2014, Blanca posaba en Fuerteventura junto a sus compañeros de rodaje, entre los que se encontraba Hugo Silva, vestida de ‘boina verde’ con un uniforme beige de manga corta con botas a juego. La actriz interpretaba a la cabo Isabel Santana, una tiradora experta del Grupo de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra.

blanca suárez hugo silva
Blanca Suárez y Hugo Silva durante las presentación de ‘Los Nuestros’ en 2014 / Gtres

Por su parte, Paula ha pasado de ser una modista de los años 50 a enfundarse en un pesado uniforme de paracaidista, complementado con calzado militar y boina negra coronando su cabeza. Un rudo estilismo que chocaba en exceso con su perfecto ‘look beauty’, algo que imaginamos que no suele suceder en la vida real.

A pesar de todo, no nos queda más que confiar en su profesionalidad y en su capacidad para camuflarse bajo otras pieles.

Últimas noticias