El nuevo sexy

Lencería a la vista: ahora querrás enseñar el sujetador

sujetador lencería visible
Ver Galería
Haz clic en la imagen para acceder a la galería / Gtres

Ya no deberíamos llamarla ropa interior, y es que la nueva generación de lencería está diseñada para ser mostrada en todo su esplendor. Desde que en el panorama fashion irrumpiera la tendencia bralette, abanderada por las mismísimas Kendall Jenner o Bella Hadid, ya no hay sujetador que se resista a salir a la superficie.

Concebidos como auténticos tops de diseño, los sostenes han abandonado, en gran medida, los aros y los rellenos de efecto push up. En un momento en el que el braless (sin sujetador) o el free the nipple (libera el pezón) son algunas de las tendencias al alza en la moda, los escotes exuberantes y voluptuosos típicos del Wonderbra han caído en el olvido. Ahora se aboga por un tipo de pecho más natural y con más de caída, en el que el sujetador ya no se esconde y reclama un papel protagonista.

Siempre a la cabeza de la lencería más sensual, Victoria’s Secret te invita a convertirte en uno de sus ángeles gracias a sus originales y sorprendentes modelos que poco tienen que ver con sujetadores convencionales. Diseñados como perfectos tops, el límite entre prenda interior y exterior queda completamente difuminado. Nada más entrar en su web nos damos cuenta de ello y perdemos la perspectiva de si nos encontramos ante una marca de ropa interior u otra de moda convencional. Incluso se atreven a ofrecer sugerencias sobre cómo combinarlos con vaqueros o shorts para que les saques el máximo partido.

El encaje se ha convertido en el tejido estrella y asoma en prendas con todo tipo de siluetas: triangular, balconette, palabra de honor o halter. Anteriormente, elegir sujetador para un determinado escote podía convertirse en tu peor pesadilla; ahora no hay nada que se resista, pues es una prenda que se ha reinventado hasta convertirse en una pieza que se integra en el look, y es diseñada para ser vista con un efecto completamente armonioso.

Todas las firmas de lencería se han apuntado a esta tendencia visible proponiendo sujetadores de cualquier forma y color imaginable. La nueva norma es que no hay normas: la libertad creativa se ha adueñado del diseño para dar rienda suelta a la imaginación.

Temas

Últimas noticias